¿Cerramiento de aluminio, de PVC o de madera?

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2017/07/cerramiento-de-aluminio.jpeg

Si tienes alguna terraza en casa seguro que en algún momento u otro te has planteado instalar un cerramiento para aprovechar mejor ese espacio. Llegado el momento, se van a plantear un buen puñado de dudas a resolver: ¿qué material instalar? ¿Es mejor el cerramiento de aluminio, de PVC, de madera…?  ¿Qué tipo de vidrio se debe poner? ¿Cómo debe ser el techo? Etc.

Hoy os vamos a dar una serie de pautas y consejos que esperemos os ayuden a tomar la decisión adecuada.

¿Qué es mejor, un cerramiento de aluminio, de PVC o de madera?

La solución óptima va a depender de para qué vayamos a utilizar el cerramiento. Si simplemente queremos cerrar un espacio exterior cuyo uso principal va a seguir siendo el de espacio de esparcimiento exterior (pero más protegido), el nivel de aislamiento térmico que necesitaremos no habrá de ser tan elevado.

Si por lo contrario, lo que buscamos es ganar ese espacio como una parte más del interior de la vivienda, aconsejamos que seas especialmente cuidadoso a la hora de elegir los materiales a utilizar: no todos los materiales ofrecen las mismas prestaciones de aislamiento.

La carpintería de PVC es una fantástica opción. Este es un material no conductor de temperatura, por lo que cuenta con cualidades naturales para el aislamiento térmico.

La madera y el aluminio, aunque no ofrecen el mismo nivel de aislamiento, también son buenas alternativas.

«Si te decantas por un cerramiento de aluminio, te recomendamos que sea con Rotura de Puente Térmico (RPT)

Actualmente en el mercado existen diferentes tipos de ventanas con rotura de puente térmico en función del grosor de aislante que se instale.

La alternativa: cortinas de cristal

Otra opción a la hora de elegir material para realizar el cerramiento de nuestra terraza son los cerramientos sin perfiles o cortinas de cristal. Este tipo de instalaciones nos permiten disfrutar de un acristalamiento completamente libre de perfiles. Estéticamente es muy atractivo y además, de este modo se maximiza la sensación de amplitud y luminosidad del espacio que deseemos cerrar.

Este tipo de acristalamientos, alternativos a un cerramiento de aluminio convencional, ofrecen la ventaja adicional de permitir una apertura completa del espacio: las hojas se cristal se van deslizando por las guías hasta recogerse en uno o dos de los extremos.

Los cerramientos sin perfiles se han de fabricar con vidrios templados de seguridad (como SGG SECURIT) por sus numerosas ventajas de transparencia, confort y seguridad (son hasta 5 veces más resistentes que los vidrios recocidos convencionales del mismo espesor) o vidrio laminado de seguridad como SGG STADIP PROTECT.

Elegir el vidrio adecuado para nuestro cerramiento

Tan importante (o más) que elegir el material adecuado para nuestro cerramiento, es elegir un vidrio con la composición y características que refuercen las propiedades aislantes de la carpintería.

«Un vidrio de baja calidad o inadecuado puede echar por tierra el nivel de aislamiento térmico de un cerramiento, por muy buena que sea la carpintería exterior que hayamos instalado.»

La opción más recomendada para cerramientos de aluminio, PVC o madera, son vidrios de baja emisividad. Es decir, vidrios con Aislamiento Térmico Reforzado que garanticen el confort térmico del interior de la vivienda.

«Los cerramientos suelen tener superficies excepcionalmente amplias de exposición al exterior, por lo que son puntos especialmente delicados en términos de entrada y salida de calor.»

Si nuestro cerramiento tiene orientación sur o este (van a recibir muchas horas de sol al día), es recomendable que para este tipo de instalaciones se utilicen vidrios con función de control solar como SGG PLANISTAR ONE o SGG PLANITHERM 4S. A estos vidrios se les aplica un tratamiento que hace que el calor del sol se refleja hacia el exterior, evitando el recalentamiento del interior de la vivienda.

«Utilizando un vidrio de control solar evitamos el calor excesivo en verano en las estancias acristaladas.»