Soluciones aislantes para ventanas

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2017/07/aislantes-para-ventanas.jpeg

En pleno mes de Julio y con las temperaturas en el momento más álgido del año, conviene insistir en la necesidad de lograr un buen aislamiento térmico de nuestras viviendas.

Las ventanas son uno de los puntos más débiles de nuestra vivienda a la hora de protegerla de las altas temperaturas. Por lo que, tanto si cuentas con un buen sistema de refrigeración en tu casa, como si tan sólo dispones de ventiladores, un buen aislamiento contribuirá de manera decisiva a alcanzar un confort adecuado en tu hogar, al mismo tiempo que mejoras su eficiencia energética y reduces tu factura de electricidad.

La importancia de aislar la ventanas

En los largos días de verano, la entrada de rayos solares en la vivienda, hace que la temperatura vaya en aumento en el interior de los edificios. Esto es especialmente gravoso, en aquellas viviendas con orientación sur y este.

aislantes para ventanas

Una temperatura elevada puede convertir un hogar en un lugar poco agradable, afectar a nuestro descanso (se duerme peor cuando la temperatura es elevada), a nuestra actividad y a nuestro estado de ánimo. Combatirlo mediante los sistemas de climatización y aire acondicionado es una solución muy costosa, que hace que nuestra factura de la luz se dispare.

Además, conviene no olvidar que la acción del sol no solo eleva la temperatura, sino que también estropea y daña el mobiliario, el suelo, las cortinas, etc.

Por lo tanto, el primero paso es tratar de evitar que los rayos del sol incidan directamente sobre las ventanas. De este modo lograremos bajar varios grados la temperatura de nuestro hogar. Cuando esto no sea del todo posible (por la orientación de la vivienda, la imposibilidad de actuar sobre la fachada del edificio, etc), deberemos buscar soluciones que minimicen la penetración de estos rayos hacia el interior de la vivienda.

Soluciones aislantes para ventanas

«Un buen aislamiento térmico debe ofrecer la doble solución de reducir la fuga de calor del interior de la vivienda en invierno, como evitar la entrada de radiación solar en verano.»

En lo que respecta específicamente a aislantes para ventanas en verano, actualmente existen diferentes soluciones. Éstas se pueden utilizar de manera aislada, o complementarse unas con otras para sacarles el máximo provecho.

Láminas de protección solar para ventanas

Las láminas de protección solar son unos vinilos que se adhieren a la superficie interior de la ventana. Cuentan con un leve revestimiento metálico reflectante que produce un efecto rebote de la luz. De este modo el vinilo rechaza un cierto porcentaje de radiación solar, y evita parcialmente el sobrecalentamiento en el interior.

«Con las láminas de protección solar se consigue bajar la temperatura interna de nuestro hogar en verano.»

Es una solución relativamente económica, autoinstalable y ágil (no requiere obra); idónea para viviendas en las que no se va a permanecer durante un largo periodo de tiempo (pisos de alquiler, por ejemplo). No obstante, su durabilidad suele ser bastante limitada, por lo que cada cierto tiempo habrá que cambiar las láminas.

Conviene advertir, que su implementación redundará en una menor luminosidad en el interior de la vivienda.

Toldos

Los toldos resultan imprescindibles si tu vivienda está orientada al sur o al este, ya que en verano el sol incidirá directamente sobre las ventanas durante la mayor parte del día.

No obstante, para que los toldos realmente resulten efectivos deben estar fabricados con tejidos que eviten el temido efecto invernadero. Los materiales más efectivos son la fibra de vidrio, la fibra de poliéster y los hilos de poliéster recubiertos de plastisol.

«Se estima que un toldo de buena calidad puede reducir la temperatura interior hasta en 10 grados».

Elegir esta solución tiene una influencia en la estética global del edificio o de la casa, incluyendo un elemento adicional delante de los cerramientos. Por otro lado, reduce notablemente la entrada de luz natural.

Cortinas con aislante para ventanas térmico

Hoy en día a las cortinas se les puede incorporar una capa o forro térmico interior. Esto ayuda a tanto a aislar del frío como del calor. Este forro se adapta fácilmente a cualquier tipo de cortina ya que se coloca mediante una tira autoadherente o velcro.

«Las cortinas con aislante térmico cuentan con una tecnología que refleja entre el 80 y el 90% de los rayos infrarrojos, lo que supone una rebaja de 7 grados en el interior de la vivienda.»

Su gran desventaja es la opacidad, ya que evita que entre luz desde el exterior, dejando el interior prácticamente a oscuras y obligando a recurrir a la luz artificial durante el día.

Estores

Gran parte de los estores actuales están fabricados con tejido screen, un tejido sintético compuesto de filamentos de PVC o poliéster y fibra de vidrio. Este tipo de tejido difumina la luz que penetra por la ventana y actúa como una barrera contra el calor.

Su principal cualidad frente a las cortinas térmicas es que no bloquea por completo la entrada de luz, por lo que es más práctico para poder realizar vida en casa durante el día sin tener que encender luces.

Vidrios con Aislamiento Térmico Reforzado (ATR) y control solar

Sin duda la solución más efectiva y duradera si se busca obtener un buen aislamiento térmico. Cuando se habla de la capacidad de aislamiento térmico de los vidrios, nos estamos refiriendo a la capacidad que el vidrio tenga para mantener la diferencia de temperatura que existe entre el interior y el exterior de nuestra vivienda. Para ello debemos mirar el valor U. Es un valor numérico que nos indica la capacidad de aislamiento del vidrio.

«Los vidrios con control solar o cristales térmicos en SGG CLIMALIT PLUS permiten limitar la entrada de calor de manera considerable sin sacrificar la entrada de luz en la vivienda para garantizar el mejor nivel de confort. En verano, pueden reducir hasta la mitad la entrada de calor frente a un doble acristalamiento básico”.

En función de la orientación y lo caluroso del clima de verano debe considerase un acristalamiento con mayor o menor control solar. En zonas de veranos calurosos debe pensar en vidrios con factor solar inferior a 0,50. La gama de productos que pueden integrarse en SGG CLIMALIT PLUS ofrece un amplio abanico de posibilidades con diferentes grados de protección solar para adaptarse a las necesidades de cada hogar.

Es una solución duradera y con ninguna necesidad de mantenimiento que no afecta a la estética de la vivienda.