Vidrio de seguridad CLIMALIT: STADIP® y SECURIT®

Hay dos formas de entender la seguridad en nuestro hogar, una desde el punto de vista de la protección contra robos e intrusiones, y otra referente a la protección contra daños que se puedan sufrir con los elementos de la casa, como por ejemplo, la caída de una estantería o la rotura de un cristal.

En el primer caso, proteger tu domicilio habitual o tu casa de vacaciones de la posible entrada de un ladrón es vital, por lo que es imprescindible asegurar los puntos débiles del hogar: ventanas y puertas, con la instalación de buenos cerramientos y acristalamientos, que refuercen la seguridad.

Según una reciente noticia publicada en el diario ABC el balance de robos con fuerza en viviendas en el primer semestre de 2016 refleja un crecimiento de un 4,6%, lo que supone un incremento de 345 robos más respecto al año pasado: la cifra total asciende a 7.845 robos.

Diferencias entre una ventana de seguridad y una ventana estándar

  • El marco multi-cámara que tienen las ventanas de seguridad suelen tener refuerzo de acero. Se colocan de forma que sea imposible hacer palanca para arrancarlos.
  • El número de trabas internas de seguridad es mayor. Normalmente en una ventana de seguridad como mínimo habrá 7 trabas internas de seguridad.
  • Las ventanas de seguridad presentan protección contra perforaciones y se instala con pernos de acero reforzado.
  • Algunas de las ventanas de seguridad están completamente recubiertas con poliuretano de alta calidad para otorgar un plus adicional de seguridad.
  • Uno de los elementos más diferenciadores de las ventanas de seguridad es el cristal. Contar con un vidrio de seguridad es fundamental para garantizar la impenetrabilidad, puesto que suele ser la zona más débil de una ventana. Actualmente existen vidrios específicos diseñados para resistir fuertes impactos y presiones. Entre ellos, podemos encontrar varios niveles de seguridad:

NIVEL A: Recomendado para hogares, oficinas, casa de fin de semana, segundas residencias, etc.

NIVEL B: Recomendada para hogares donde exista alto riesgo de robos, zonas conflictivas, negocios o empresas con productos caros y valiosos, etc.. Es un alto nivel de seguridad. La ventana puede resistir al menos 70 golpes de 2,5 kg. de un hacha afilada manipulada mecánicamente.

NIVEL C: Recomendadas para sitios donde se requieren ventanas a prueba de balas.

Elegir el tipo de vidrio de seguridad adecuado

En base a los datos anteriores, no es de extrañar que la preocupación de las familias se haya disparado y cada vez sean más las que consulten las mejores opciones para proteger su hogar. No obstante, conviene saber que existen varios tipos de vidrios de seguridad. El vidrio de seguridad que elijamos deberá adecuarse a las necesidades de seguridad que tengamos:

  • Seguridad de uso: Vidrio para la edificación según lo estipulado en la norma UNE-EN 12600: 2003.
  • Seguridad anti-agresión: Vidrio para la construcción. Vidrio de seguridad según lo estipulado en la norma UNE-EN 356:2001
  • Seguridad anti-bala: Vidrio para la construcción. Vidrio de seguridad según lo estipulado en la norma UNE-EN1063:2001
  • Seguridad anti-explosión: Vidrio para la edificación. Vidrio de seguridad según lo estipulado en la norma UNE –EN 13541:2001

Como os comentábamos al principio, la seguridad es también entendida como la protección contra los posibles efectos derivados de la interacción con nuestro hogar, por lo que es fundamental para asegurar un entorno fiable donde vivir.

Es por eso que las ventanas de seguridad que incluyen estos cristales, permiten que los posibles daños que se sufran en caso de rotura, se minimicen o sean inexistentes.

Es aquí donde SGG CLIMALIT PLUS® pone a tu disposición su gama de vidrios de Seguridad, que te permitirán reforzar la protección contra agentes externos, y evitarán cortes y lesiones en caso de rotura.

Vidrios de seguridad: laminados y templados

“El cristal laminado SGG STADIP PROTECT® y el cristal templado SGG SECURIT® son los mejores cristales de seguridad al ofrecer un gran rendimiento, protegiéndote a ti y a los tuyos”.

Dentro de la gama SGG CLIMALIT PLUS® encontrarás:

  • Vidrios laminados como SGG STADIP PROTECT®, que se fabrican con una lámina de plástico transparente (PVB) en su interior y que otorga protección al acristalamiento. Si se requiere una protección reforzada se puede solicitar la inclusión de dos láminas en lugar de una, que incrementará su resistencia. Cuenta con una utilidad añadida: reduce los riesgos de lesiones de los usuarios en caso de rotura, puesto que los trozos de cristal se adhieren a la lámina de plástico. Este factor se convierte en algo imprescindible en las zonas de cierta altura y de paso, porque previene posibles accidentes.
  • Vidrios templados: SGG SECURIT®. Son cristales tratados específicamente para resistir impactos, y en cuyo caso de rotura también reducen los riesgos de cortes, al no generar pequeños trozos de cristal.

A la hora de instalar una ventana de seguridad en el hogar o negocio, es importante buscar el asesoramiento adecuado. Dependiendo de las características de la vivienda o local, de las condiciones del edificio, y de las normativas vigentes, habremos de optar por una opción u otra.

Por ello te recomendamos dirigirte a un instalador de confianza, y solicitar los vidrios de seguridad que Climalit pone a tu disposición: infórmate aquí.

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies