Consejos sobre cerramientos acristalados

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2017/08/cerramientos-acristalados.jpeg

De manera general cuando se plantea la instalación de cerramientos acristalados en viviendas que nos son de nueva construcción se suele deber a dos motivos: para intentar sacar más provecho a una terraza o balcón (poder utilizarlo durante todo el año, independientemente de las condiciones climatológicas); o para ampliar el espacio habitable en la casa (ampliar el salón, crear una nueva habitación etc).

En cualquiera de ambos casos conviene tener en cuenta una serie de consejos antes de embarcarse en una reforma tan importante como esta.

¿Cerramientos acristalados con o sin posibilidad de apertura?

Hasta hace unos años buena parte de los cerramientos acristalados que se realizaban en España estaban enfocados a cerrar un espacio por completo para integrarlo como una estancia más (o parte de una habitación) de la casa. Por ello, estos proyectos de reforma se planteaban con sistemas que pocas o nulas posibilidades de apertura al exterior.

Hoy en día, existen soluciones de cerramientos acristalados que ofrecen mayor versatilidad para poder disfrutar de una estancia a resguardo de las inclemencias meteorológicas, con abundante entrada de luz natural y posibilitando abrirla por completo al exterior durante las jornadas estivales. Aquí repasamos los diferentes sistemas de cerramientos que existen.

cerramientos_de_madera_4

Nivel de hermeticidad

Realizar una instalación con un alto nivel de hermeticidad es crucial. Al tener una gran exposición al viento y lluvia, los cerramientos acristalados pueden pecar de problemas de humedad. Instalar cerramientos con una buena perfilería y unos cristales de calidad es fundamental.

Aislamiento térmico

La instalación de ventanas y cerramientos debe ser particularmente cuidadosa. Tanto la elección de carpinterías de calidad, como la de vidrios con Aislamiento Térmico Reforzado (ATR), es especialmente recomendable.

«Utilizar SGG CLIMALIT PLUS® en estas aplicaciones ofrece las mejores prestaciones para mantener el calor interno de la vivienda en invierno; y evitar la entrada del calor externo en verano.»

Aislamiento acústico

Si el cerramiento va a usarse para un dormitorio o como parte añadida del salón, conviene prestar atención al aislamiento acústico (esto es especialmente importante si la instalación se va a realizar a gran altura debido al ruido que puede provocar el viento; o en zonas de gran contaminación acústica). Es aconsejable instalar vidrios con refuerzo acústico como SGG CLIMALIT PLUS® SILENCE, que permite reducir la entrada del ruido y mejorar el confort en el hogar.

La normativa

Antes de proceder a realizar un cerramiento a una terraza en un edificio, se debe consultar la normativa vigente.

«Conviene no olvidar que no se puede modificar una fachada sin contar con la comunidad y/o el ayuntamiento.»

En cada municipio la legislación es diferente, pero en cualquier caso, si se vive en un edificio siempre habrá que pedir permiso a la comunidad (hay comunidades de vecinos que solo permiten ciertos cerramientos).

Otros elementos de la reforma

Los cerramientos acristalados suelen conllevar una mayor complejidad de la que se ve a primera vista. En el cerramiento de terrazas es habitual toparse con suelos irregulares o con desniveles pensados para la evacuación de agua. Esto implicar que antes de proceder al cerramiento, primero se deba implantar una base bien nivelada y debidamente impermeabilizada para poder instalar la carpintería.

Por otro lado, una vez se haya finalizado el cerramiento, habrá que acondicionar el nuevo espacio; instalar aire acondicionado y/o calefacción, iluminación, suelo… Ten en cuenta todo esto a la hora de elaborar tu presupuesto.

¿Cerramiento a media altura o con techo?

Los cerramientos acristalados más habituales son los que se realizan a media altura. Es decir, aquellos en los que no se requiere una gran obra puesto que el cerramiento se realiza sobre una base (un techo, un muro o una pérgola resistente, ya existentes). No obstante, en el caso de terrazas y patios sin cubierta, la obra puede resultar más compleja por la necesidad de instalarla desde cero.

«Si el cerramiento requiere la instalación de un techo, se habrá de utilizar materiales de una calidad superior que ofrezcan todas las garantías frente al viento y los fenómenos atmosféricos. Además de ser más costosos, su instalación conllevará varias jornadas de montaje, por lo que se llevarán buena parte del presupuesto global del proyecto.»

porches acristalados_2

Fechas para la reforma

Buena parte de las instalaciones de cerramientos acristalados pueden realizarse en uno o dos días (este plazo se puede alargar de 3 a 5 días en cerramientos con techo). Por lo que, a priori, pueden instalarse en cualquier momento del año. No obstante, siempre es recomendable evitar los días de lluvia, viento y frío, por cuestiones de comodidad.

«Ten en cuenta que en muchas urbanizaciones de zonas turísticas hay comunidades que prohíben la realización de obras en las fechas de máxima ocupación.»

Mantenimiento

Los acristalamientos, tal y como sucede con cualquier ventana, requieren de un mantenimiento mínimo (limpieza, revisión y engrase de herrajes), para que resulten duraderos. Según los requisitos arquitectónicos y nuestras preferencias, las hojas se podrán instalar de modo que se abran hacia uno u otro lado (o hacia dentro o fuera), permitiendo una limpieza fácil y segura.

«Cuando se vayan a instalar estructuras con zonas de difícil acceso, una buena opción son los vidrios con tratamientos de autolimpieza. Son más caros, pero pueden ahorrar costes de mantenimiento y limpieza a futuro.»