¿Cuánto ahorramos con el Plan Renove de ventanas?

Si has comprado una casa o tienes ya una, pero estás pensando en realizar un cambio en las ventanas, deberías consultar el Plan Renove de ventanas de tu Comunidad Autónoma. Con las ventanas apropiadas y en buen estado, así como con una perfecta instalación, vamos a realizar un consumo energético apto, aprovechando mejor nuestros recursos y haciendo un uso mucho más eficaz de aire frío en el verano y de calor durante los meses de invierno. Renovar los cerramientos acogiéndonos a uno de estos planes se convertirá en una pequeña y económica reforma que repercutirá de manera importante en nuestros consumos mensuales.

Deberías informarte de si tu Comunidad Autónoma es una de las muchas administraciones públicas que financia la renovación o instalación mediante uno de los Planes Renove destinados para mejora de tu vivienda.  

Con el cambio de ventanas tanto de madera, aluminio o PVC, las administraciones persiguen disminuir el gasto energético de los hogares, ya que con estos cambios se consigue un mejor aislamiento térmico que disminuye el gasto de calefacción y aire acondicionado. Acogerse a uno de los planes que se suelen poner en marcha cada año, nos permitirá ahorrarnos una parte importante del desembolso que nos costaría el cambio por nuestra cuenta.

Cambiar tus viejas ventanas por unas con mejores prestaciones que nos ofrezcan mayor eficiencia energética es el objetivo del Plan Renove de ventanas. No olvidemos que son las ventanas los puntos más sensibles del cerramiento de nuestras casas, por donde se puede escapar el calor o el frío.

 

¿Cuánto dinero puedo ahorrarme?

 

Durante el Plan Renove del año 2018 todas las personas físicas, tanto propietarias como arrendatarias o usufructuarias, han podido beneficiarse, siempre y cuando se tratase para la sustitución en el domicilio habitual. Aunque coinciden muchas de las condiciones de todas las comunidades, debes informarte qué incluye el Plan Renove de ventanas tu Comunidad Autónoma de manera específica. En lo que todas coinciden es en que debe tratarse de la renovación completa de la ventana. Las ayudas alcanzan en general en la mayoría de comunidades, con facilidad, los 80€/m2. Además, otros valores aproximados en los que rondan las diferentes comunidades son que la subvención no podrá superar en torno a un 30% del coste ni un máximo de 3000 euros por vivienda.

Además, en ciertas comunidades autónomas, la empresa encargada de la instalación de ventanas aplicará un descuento adicional de hasta 15€/m2 sobre la Base Imponible (antes de impuestos).

 

Planes Renove 2018

 

Los Planes Renove que podemos encontrar este año son los siguientes:

  • Plan Renove de ventanas de la Comunidad Valenciana: Pueden solicitar esta ayuda las personas físicas propietarias, usufructuarias o arrendatarias de una vivienda situada en la Comunidad Valenciana. La cuantía de la ayuda máxima es de 3.000 euros por vivienda. Un máximo de 75 €/m2 para renovaciones completas de las ventanas o puertas-ventanas (acristalamiento, marco y premarco). El resto de los requisitos, periodo de tramitación y demás información, se puede consultar en la página web del IVACE.
  • Plan Renove de ventanas de Castilla – La Mancha:  La cuantía de la ayuda máxima es de 3.000 euros por vivienda. Un máximo de 110 €/m2 para renovaciones completas de las ventanas y 24 €/m2 para renovación son de los cristales. El resto de los requisitos se puede consultar en la página web de la Junta de Comunidades de Castilla –  La Mancha.

 

Ventajas de adherirse.

Incentivar el ahorro energético autonómico es el motivo por el que, año tras año, los gobiernos autonómicos ponen en marcha este Plan Renove. Adherirte a estos planes para realizar el cambio permitirá que ahorres una considerable cantidad de dinero en el proceso de sustitución, pero, principalmente, te permitirá ahorrar todos los meses en el pago de tus facturas de aire acondicionado o calefacción.

Podemos detallar el ahorro energético de las ventanas en tres puntos:

  • En función de la perfilería que elijamos podemos conseguir un ahorro energético determinado. Todos los materiales tienen unas ventajas específicas, con unas condiciones concretas. Las más utilizadas son las siguientes:
    • Si buscamos un buen ahorro con el cambio de nuestras ventanas lo más recomendado es utilizar el PVC.
    • También conseguiremos un buen ahorro con la madera, si bien es cierto que su instalación, debido al material y al mantenimiento, es mucho más caro.
    • El aluminio, también muy común en la instalación de ventanas, es quizás con el que consigamos unas condiciones menos óptimas.
  • El vidrio de nuestras ventanas es fundamental a la hora de conseguir una eficiencia energética óptima. Para poder acogernos a este tipo de Plan Renove para la sustitución de ventanas, los vidrios deberán ser con cámara y, además, han de ser bajos en emisiones (como el vidrio SGG CLIMALIT PLUS). Estos consiguen que la energía que se encuentra dentro del hogar no se intercambie con la del exterior, eligiendo bien el vidrio de nuestras ventanas.  
  • Y, por supuesto, no olvidemos cambiar una de las partes más importantes, por donde puede irse gran parte del aislamiento conseguido por la perfilería y el vidrio. Se trata del cajón de la persiana. Es importante que esté hecho con un buen material y con un perfecto aislamiento.

 

Tener en cuenta estos tres puntos a la hora de contratar la renovación de tus ventanas -si es acogiéndonos a un Plan Renove mucho mejor -, es la forma de conseguir el mayor ahorro energético. Todos son importantes, ya que de la suma de todos permitirá contar con una buena instalación.

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies