Cómo mejorar el ahorro energético en el hogar

Tanto en verano como en invierno las facturas de la luz y de calefacción aumentan considerablemente, por lo que nos solemos preguntar qué podemos hacer para conseguir ahorrar en casa. A menudo, una de las causas de esa pérdida de energía y, por ende, de no ahorrar en las facturas, viene dado por una mala carpintería, por unos cristales inadecuados o por factores que tengan que ver con el aislamiento de las ventanas cuando fueron instaladas en la casa.

Muchas veces, el ahorro energético en el hogar empieza en el cambio de las ventanas, ya que está demostrado que en invierno el calor en el interior del hogar se disipa a través de ellas hacia fuera; y en verano, un mal aislamiento hace que perdamos aire acondicionado también hacia el exterior. Solo un mal aislante hace que, además de necesitar más energía para calentar o enfriar la casa, estemos contaminando más el medio ambiente.

«Un mal aislamiento es sinónimo de más gasto y por tanto no ayuda a ahorrar en casa.»

Una solución podría ser cambiar las ventanas simples por unas de doble acristalamiento, ya que ayudará a crear una barrera entre los dos cristales, proporcionando así un buen aislante térmico y aumentando considerablemente el ahorro energético en casa.

«Un buen aislamiento puede ayudarnos a ahorrar en casa hasta un 30% de CO2 que se emite por calefacción y aire acondicionado

Pero no es suficiente solo con instalar ventanas con doble acristalamiento, los cristales tienen que ser energéticamente eficientes.

¿Existen vidrios que nos ayuden al ahorro energético?

Cuando la temperatura del interior del hogar tiende a igualarse con la temperatura del exterior, estamos perdiendo energía por alguna de las causas anteriormente mencionadas. Una de las soluciones que nos ayudarán a ahorrar energía en casa es cambiar los vidrios de las ventanas, puertas o cerramientos.

Al anterior consejo de colocar un doble acristalamiento, se le une el uso de vidrios que ayuden a mantener la energía, en estos dobles acristalamientos. Por ejemplo, los vidrios bajo emisivos o de Aislamiento Térmico Reforzado (A.T.R) ayudan reducir la entrada y salida de calor/frio dependiendo de la época del año, y reducen la incidencia del sol sobre las ventanas, evitando la entrada de calor a la casa durante el verano. Son los cristales adecuados para lugares donde es frecuente tanto el frío como el calor, ya que su alto aislamiento térmico ayuda a crear el ambiente ideal en el interior de la vivienda durante todo el año; contribuyendo así al ahorro energético del hogar y protegiendo el medio ambiente. Desde SGG CLIMALIT PLUS®, recomendamos los vidrios de A.T.R. de la gama SGG PLANITHERM o SGG PLANISTAR, que te ofrecen las mejores prestaciones en aislamiento térmico, y se ajustan a tus necesidades en función del nivel de asilamiento que requiera tu vivienda.

Otro dato interesante a la hora de elegir los vidrios es el fijarnos en la U del vidrio, que nos indica de forma numérica la capacidad de aislamiento del vidrio. Así, el valor numérico U nos indicará su grado de aislamiento: cuanto menor sea este valor, más aislante será el vidrio, y por tanto, obtendremos un mayor ahorro en casa.

¿Qué más puede ayudarme a ahorrar energía en casa?

  • Una instalación correcta, sin grietas, ayudará a reducir las filtraciones. Este problema es uno de los más comunes y de los que nos pueden llevar a un gran gasto (y por lo tanto, a un menor ahorro en energético en las facturas de la casa). La solución es una carpintería de marcos y perfiles de ventanas con alta permeabilidad.
  • Otro factor que nos puede a ayudar en casa en cuanto a ahorro energético se refiere, son los materiales con los que esté hecha la ventana. Por ejemplo, el PVC es un material que tiene una buena relación calidad-precio, además de poseer la cualidad de ser resistente al fuego y a la intemperie. Este material es de los más utilizados en la construcción ya que es un gran aislante térmico.
  • Por último, el diseño es otra característica que nos puede ayudar en el ahorro en casa. Este debe de estar relacionado con el entorno externo, por lo que debemos de buscar un diseño equilibrado dependiendo de la zona en la que esté la casa. Es decir, no es recomendable tener un mismo diseño de ventanas en zonas con altas temperaturas como en zonas donde las temperaturas sean más bajas, siempre has de consultarle a tu instalador o cristalero de confianza.
Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies