Cómo elegir correctamente el material aislante térmico para el frío en ventanas

El aislamiento térmico es uno de los factores más determinantes para lograr un buen confort en una vivienda. Además, tiene una relación directa con el nivel de eficiencia energética y por ende, puede suponer una buena palanca de ahorro en la factura de la luz y gas.

En este aspecto, las ventanas son uno de los puntos más vulnerables de un edificio, por lo que elegir un buen material aislante térmico para el frío para nuestras ventanas será clave para nuestro bienestar y bolsillo.

material aislante térmico para ventanas

La importancia del material aislante térmico para el frío y el calor en ventanas

La carpintería

La carpintería es uno de los elementos más determinantes para las ventanas. Puede estar fabricada en PVC, madera o aluminio. Cada uno de estos materiales ofrece una serie de ventajas e inconvenientes, pero en cuanto a aislamiento térmico se refiere:

  • El PVC es un material no conductor, por lo que es aislante por naturaleza. En las carpinterías de PVC no existen puentes térmicos, obteniéndose así un buen nivel de aislamiento en toda la carpintería.
  • La madera también es un aislante natural. Ofrece un gran atractivo estético, pero este material suele suponer un coste más elevado y además exige un mayor esfuerzo de mantenimiento.
  • El aluminio, por el contrario, si es un material conductor, por lo que actúa de puente térmico trasladando el frío y/o calor del exterior al interior de la casa. Para paliar este efecto, las ventanas de aluminio de cierta calidad cuentan con un sistema de rotura de puente térmico (RPT), por medio del cual se introduce una pieza aislante entre las dos capas de aluminio reduciendo así la conductividad térmica del aluminio. Gracias a este sistema las ventanas de aluminio han logrado mejorar considerablemente sus prestaciones.

 

El vidrio

El vidrio es el elemento fundamental para lograr el buen aislamiento térmico de una ventana. En invierno se suele notar en los alrededores de las ventanas una sensación térmica inferior a la temperatura del resto de la habitación. Este efecto de «pared fría» se puede minorar con la instalación de vidrios de Aislamiento Térmico Reforzado (ATR) como SGG CLIMALIT PLUS®.

¿Qué es el ATR?

Los vidrios con capa ATR se colocan en un doble acristalamiento. Es decir, dos vidrios separados entre sí por un perfil intercalario y una cámara de aire o gas argón. Este sistema permite que en invierno el calor se mantenga en el interior del hogar y en verano, gracias a una capa que reúne propiedades de baja emisividad y control solar, evita que el calor del exterior penetre en la vivienda.

«En Saint-Gobain Building Glass contamos con el vidrio de altas prestaciones SGG CLIMALIT PLUS® que permite alcanzar un nivel de aislamiento hasta 3 veces superior comparado con un doble acristalamiento básico convencional.»

Un detalle que tiene bastante incidencia en el nivel de aislamiento, es el espesor de la cámara de aire. De manera general, podemos decir que a mayor espesor, menor será el valor de transmitancia térmica. Esta regla se cumple hasta alcanzar los 16-20 mm, a partir del cual las corrientes de aire que se generan en el interior de la cámara aumentan la transmisión energética, perdiendo eficacia en las prestaciones.

¿Cómo saber si una ventana aísla bien?

La capacidad de aislamiento de una ventana depende del perfil y del vidrio. Esto se mide a través del valor U que mide el intercambio de temperatura que se produce entre el exterior y el interior de la vivienda.

«Cuanto menor sea el valor U, mayor es la capacidad de aislamiento de la ventana.»

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies