Ventanas de guillotina

Actualmente existen una gran variedad de modelos, marcas y tipos de ventanas. Elegir las ventanas adecuadas para nuestro proyecto doméstico o profesional, requiere de un proceso adecuado de reflexión y análisis. Hoy vamos a explicar las ventanas de guillotina. Un tipo de ventanas que no se suele utilizar demasiado en el sur de Europa, pero que puede ser una opción ideal en determinadas circunstancias.

¿Qué son las ventanas de guillotina?

La ventana de guillotina es una ventana corredera de apertura vertical (de abajo a arriba). El desplazamiento de las hojas se produce a través de unas guías instaladas en los laterales del marco de la ventana.

En las ventanas de guillotina, la hoja inferior de la ventana se desliza hacia arriba de manera suave y segura. Un mecanismo permite fijarla en cualquier punto del recorrido.

Es importante que la ventana de guillotina elegida esté equipada con un sistema de bloqueo, impidiendo su apertura desde el exterior.

Tipos de ventanas de guillotina

Las ventanas de guillotina pueden tener una hoja móvil y otra fija; o ambas hojas móviles, deslizándose cada una de ellas de manera independiente por guías separadas.

En determinados modelos es posible incorporar una caja en la cabecera de la ventana donde una o las dos hojas puedan guardarse, permitiendo así una apertura total de la ventana.

Usos recomendados

ventanas de guillotina uso residencial

En España el uso de ventanas de guillotina en viviendas y edificación residencial no está demasiado extendido. No obstante, si son muy populares en el norte de Europa y Norteamérica.

Es más habitual encontrar  este tipo de ventanas en oficinas, locales y restaurantes (por ejemplo, como pasa-platos entre la cocina y la barra de servicio).

«Las ventanas de guillotina pueden ser una alternativa muy práctica en pequeños huecos o espacios muy angostos, donde otro tipo de ventanas (abatibles, practicables, batientes, pivotantes, etc) que requieren un mayor espacio para su instalación y apertura, no puedan instalarse; y se requiera una solución que resulte menos invasiva.»

Materiales

Este tipo de ventanas suelen estar disponibles en PVC, aluminio y madera.

Un detalle importante a tener en cuenta es la imposibilidad de implementar sistemas de rotura de puente térmico que faciliten el aislamiento térmico de la habitación; por lo que es muy recomendable elegir vidrios de buenas calidades que incorporen tecnologías de Aislamiento Térmico Reforzado (ATR) y que garanticen unos niveles adecuados de aislamiento acústico.

El vidrio se convierte en el elemento fundamental para garantizar a la vivienda o local un buen nivel de confort tanto térmico como acústico. Recomendamos la instalación de ventanas con SGG CLIMALIT PLUS incluyendo en su composición un vidrio SGG STADIP SILENCE que presenta prestaciones optimizadas para limitar la entrada de ruido.

Por otro lado, para combatir uno de los principales inconvenientes de este tipo de ventanas, algunas ventanas de guillotina cuentan con la opción adicional de apertura abatible, posibilitando así una limpieza más fácil.