Ventajas de los grandes ventanales

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2019/12/ventajasydesventajas1.jpg

Las ventajas de los grandes ventanales son diversas. Lo que sí es indiscutible es que este tipo de acristalamiento siempre ha sido, a nivel estético, un verdadero sueño. Se trata de la forma más óptima de conectar el hogar con el exterior de una forma directa, creando un entorno idílico en el que vivir.

Ventajas

Los grandes ventanales cuentan con una variedad de beneficios de distinta índole. Como ya se ha mencionado, estos ventanales dan una sensación de amplitud inigualable y permiten una conexión directa con el entorno. De este modo, si el lugar es tranquilo, puede ser una opción estupenda para crear un hogar único con unas vistas inigualables.

Asimismo, este tipo de acristalamiento permite la entrada de mucha luz natural al interior de la casa, por lo que el ahorro de energía es considerable, ya que no implicaría abusar de la luz eléctrica en el interior. De hecho, un doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS® con Planistar One es una opción perfecta para conseguirlo ya que, además de contar con aislamiento térmico reforzado (ATR), y permitir ahorro de calefacción y aire acondicionado, es una de las composiciones con mayor transmisión luminosa al interior del hogar, por lo que es un acristalamiento perfecto para ventanales de grandes dimensiones.

Además, este vidrio de capa tiene control solar, lo que permite tener amplias zonas acristaladas sin que la luz del sol recaliente la estancia, por lo que la temperatura en el interior siempre se mantiene estable y no hay reflejos molestos del sol.

 

Ventajas de los grandes ventanales

 

Posibles desventajas

Puede que algunas personas no se sientan del todo seguras teniendo zonas tan amplias acristaladas: aparentemente parece más sencillo que se cuele un intruso si se rompe el vidrio … Esto puede remediarse gracias a los vidrios de seguridad. Un acristalamiento con vidrio laminado de seguridad SGG CLIMALIT PLUS® STADIP PROTECT puede ser la solución perfecta para este tipo de casos: se trata de dos vidrios laminados entre sí por dos o más capas de PVB (butiral de polivinilo). De esta forma, resulta muy complicado llegar a romper el vidrio y, además, si se rompiera, fragmentaría en trocitos que quedarían adheridos al butiral, por lo que no sería posible llegar a acceder al interior de la vivienda.

Por otra parte, tener este tipo de vidrios de seguridad no implica tener que renunciar al control solar ya que existe la combinación SGG CLIMALIT PLUS® PLANISTAR ONE y STADIP PROTECT.

Otra posibilidad es que haya familias a las que no les guste estar tan expuestos: porque tienen una zona de paso enfrente y se vería el interior… Lo que tiene fácil solución si se eligen buenas cortinas, un complemento idóneo para unos grandes ventanales, teniendo en cuenta que se podrán ver desde el exterior en cuanto se cierren, por lo que da muchas posibilidades para poder jugar con la textura, el material, el estampado… Es fundamental que se elijan cortinas con un buen tejido resistente a la luz del sol, ya que, de no ser así, puede que se les estropee el color o que se deterioren con rapidez.

Las ventajas de los grandes ventanales son muy variadas. ¡Que no te de miedo arriesgar y consigue una casa única conectada con el entorno!