Sentarse junto a la ventana para aprovechar la luz

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2019/12/Sentarse-junto-a-la-ventana1.jpg

Ubicar mobiliario clave cerca de la ventana es un acierto. Si utilizamos la zona de la ventana para beneficiarnos de la luz natural, el confort aumentará considerablemente. Sentarse junto a la ventana para aprovechar la luz es una idea estupenda para dar un giro a la decoración de la vivienda y, a su vez, aprovechar un rincón al que, normalmente, no se le saca mucho partido para hacer cosas como leer, tomarse un café, utilizar el ordenador o, simplemente, descansar.

La idea de utilizar la repisa de la ventana ya sea para decorar, o para montar bancos o “sofás” está muy arraigada en numerosos países, fundamentalmente en los del Norte de Europa. Sin embargo, en España, no es algo que se realice con frecuencia, ya que estamos muy acostumbrados a tener todo cerrado. Desde CLIMALIT PLUS os damos una serie de consejos.

Aprovechar la luz

Utilizar la repisa de la ventana para hacer un banco es una idea muy creativa que no solo nos beneficia en nuestro día a día teniendo un rincón especial para leer, relajarnos o disfrutar de las vistas, sino que aporta un toque de diseño a la estancia, dando un aspecto mucho más acogedor, con la sensación de que el espacio está muy bien aprovechado.

Si todavía no nos atrevemos a hacerlo, es suficiente con colocar una butaca o un banquito cerca de la ventana para crear nuestro propio rincón de lectura, o simplemente un espacio de relajación en el salón o la habitación.

Para hacerlo más cómodo, es mejor colocar un par de cojines, o comprar las clásicas “plazas” o “galletas” de los sofás sueltas, con las medidas de la repisa, para convertirla en un sofá improvisado y hacerla mucho más cómoda. De esta forma se improvisa un segundo sofá creando un espacio muy bonito. Incluye mantas, alguna lámpara de pie y olvídate de las cortinas cuando las vistas merezcan la pena.

CLIMALIT PLUS con SGG PLANISTAR ONE es el vidrio perfecto para aprovechar la luz sin renunciar al confort debido a su aislamiento térmico y su gran control solar. Es el cristal ideal para colocar en aquellas ventanas con bancos aledaños o repisas para sentarse.

Si no nos atrevemos a dar un giro estético tan drástico, podemos utilizar las repisas para otras cosas: para colocar elementos decorativos que se vean desde el exterior, como escritorio para trabajar o incluso como pequeña barra para desayunar.

Aprovechar la luz