Tipos de estores para las ventanas

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2020/02/tipos-de-estores.jpg

Vestir las ventanas de casa es muy común en nuestro país: cortinas, estores, vinilos… Existen muchos tipos de estores para las ventanas con diferentes sistemas y con una gran variedad de materiales y de estampados.

Utilizar este tipo de complementos ayuda no solo a mejorar la estética de las habitaciones, sino que también permite proteger el interior de la luz directa del sol. Aunque un doble acristalamiento CLIMALIT PLUS sea suficiente para tener la vivienda a una temperatura agradable todo el año, también se puede contar con este tipo de complemento para proteger la decoración o los tejidos del mobiliario interior.

Para elegir el más adecuado, solo hay que pensar en la decoración de la vivienda. Lo más reseñable de este complemento es que, a diferencia de las cortinas, es una única pieza que se recoge verticalmente, por lo que resulta realmente práctico.

Estor de varillas

Este tipo de estores se caracterizan por recogerse hacia arriba en horizontal. Su principal característica son las varillas transversales que tiene en toda su extensión para facilitar el recogido. Es uno de los más utilizados, ya que es muy práctico y fácil de desmontar para poder lavarlo.

Estor de paquete

Este estor es igual que el anterior pero no tiene las varillas transversales. Se recoge de forma irregular. Al igual que el de varillas, es muy cómodo e ideal para proteger el interior de la vivienda del sol.

Estor veneciano

Es muy similar a los anteriores, pero con un frunce en el centro o con más de uno en orientación vertical. De esta forma, cuando se recoge, la mayor parte del tejido se va repartiendo entorno a los frunces. Por esta razón, recomendamos que se elijan tejidos muy vaporosos o poco pesados, para que no cree un efecto poco estético cuando se coloque en la ventana.

Estor enrollable

También son muy comunes. Estos estores se diferencian de los demás en que se enrollan en un tubo horizontal en la parte superior.

En este tipo de estores, el material tiene que ser práctico, porque el tejido no se separa del tubo para poder lavarse.

Estor japonés

A diferencia de los anteriores, no se recogen de forma vertical. Cada uno de los paneles que conforman el estor completo desplazan a los lados. Son láminas verticales, normalmente más estrechas que en los casos anteriores, por lo que su desplazamiento hacia los laterales resulta muy sencillo. Este tipo de estor no solo se utiliza para las ventanas y miradores de suelo a techo, sino que también puede resultar muy práctico para separar estancias interiores.

 

Si estás pensando en cambiar las ventanas de tu vivienda, en el apartado Cambia tus Ventanas de la web de CLIMALIT PLUS podrás descubrir el vidrio más adecuado según las necesidades de tu hogar.