¿Qué es la pobreza energética?

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2019/12/pobreza-energetica.jpg

Se escucha hablar mucho del ahorro energético, la sostenibilidad, la pobreza energética y de otros conceptos relacionados con el cambio climático y la protección del medioambiente. Sin embargo, no todo el mundo sabe qué significa la pobreza energética, así como los problemas que puede acarrear.

La pobreza energética se define como la dificultad y/o incapacidad de un usuario o familia para satisfacer las necesidades energéticas básicas en su hogar, viéndose afectado el bienestar de todos los habitantes de la vivienda, ya que esto significa: ausencia de confort térmico, reducción de la renta para invertir en otros bienes o servicios, deficiencia en las condiciones de habitabilidad, riesgo de impago de las facturas y desconexión del suministro.

Todas estas complicaciones suponen un gran impacto en todos los miembros de la familia, ya que se traduce en carencia de bienestar en la vivienda al no contar con una cantidad de energía suficiente para satisfacer las necesidades básicas. Asimismo, esta pobreza se da cuando los habitantes deben destinar una parte excesiva de sus ingresos para pagar las facturas energéticas de la vivienda en la que residen.

 

Pobreza energética

 

Este concepto no es exactamente igual en todos los países, ya que difiere en base a una variante, fundamentalmente: el nivel de desarrollo de cada país. En los países más desarrollados, el concepto de “pobreza energética” se centra en aquellas familias que necesitan realizar un sobreesfuerzo importante para pagar dichas facturas. Sin embargo, en los países menos desarrollados, se traduce en la incapacidad de acceder a fuentes de energía consideradas modernas, como la corriente eléctrica. Aun así, en ambos casos se denomina “pobreza energética” porque sigue teniendo un impacto negativo en la calidad de vida de las personas.

En los países desarrollados, las principales causas que conducen a usuarios y familias hacia la pobreza energética son fundamentalmente tres: los precios elevados de la energía, unos ingresos muy bajos o la baja calidad de la vivienda.

En España, un 11% de los hogares se declaran incapaces de mantener estable la temperatura de la vivienda durante el invierno. Además, se estima que Andalucía, Castilla – La Mancha, Extremadura y Murcia son las comunidades autónomas con mayor pobreza energética.

De hecho, un estudio realizado por ACA (Asociación de Ciencias Ambientales), concluyó que hasta el 21% de los hogares españoles experimentan situaciones asociadas a la pobreza energética. Además, cuentan que un 6% dedican más del 15% de sus ingresos al pago de las facturas, lo que supone un coste muy elevado.

 

Pobreza energética

 

Viendo estos datos, es imprescindible tomar conciencia de la relevancia que tienen este tipo de conceptos, conocer su significado, la situación real de nuestro país y a nivel global, y hacer todo lo que esté en nuestra mano para poder cambiarlo. Porque pequeñas acciones de todos, ¡se traducen en una gran acción conjunta!

Desde CLIMALIT PLUS siempre tratamos de daros consejos útiles para fomentar el ahorro en el hogar y concienciar a nuestros lectores de la relevancia que tiene. Por esta razón, si queréis saber más, podéis consultar este artículo en el que os damos consejos para ahorrar energía en casa.