CONSEJOS PARA AHORRAR ENERGÍA EN CASA

A todos nos preocupa el ahorro dentro del hogar, pero no siempre damos con los mejores consejos o recomendaciones que nos ayuden a reducir el consumo de energía. Desde SGG CLIMALIT, nos gustaría daros algunas claves que os sean útiles para fomentar el ahorro en casa y ayudaros a reducir facturas con importes demasiado elevados.

Un buen aislamiento térmico

Si se quiere ahorrar lo máximo posible en aire acondicionado o calefacción, la mejor opción es tener una vivienda con un buen aislamiento térmico. Un doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS con aislamiento térmico reforzado y control solar, permitirá que tu hogar mantenga una temperatura agradable en el interior sin que entre el molesto calor durante el verano o el frío en invierno, ayudando a reducir las facturas de gas y electricidad.

No abras las ventanas cuando esté la calefacción puesta

Durante el frío invierno, para ventilar la casa, es suficiente con abrir las ventanas durante 10 minutos por la mañana. Después, es mejor cerrarlas durante todo el día y encender la calefacción sin que la temperatura supere los 21ºC. para evitar fugas de calor.

 

 

Lava la ropa con agua fría

Cuando lavamos la ropa con agua caliente y separada por colores. Sin embargo, es preferible hacerlo con agua fría, ya que el 90% de la energía que utiliza la lavadora es para calentar el agua. Es preferible llenar la lavadora por completo y utilizar programas con agua fría y económicos, sin prelavados. No hay que tener ningún miedo a que la colada no salga correctamente, ya que los detergentes actuales son igual de eficaces en agua fría que en agua caliente.

Sustituir las bombillas tradicionales

Es fundamental sustituir las bombillas tradicionales por unas de bajo consumo. Éstas últimas consumen un 80% menos y duran 8 veces más. Cuando no las necesites, asegúrate siempre de apagar las luces, así como de mantener bien limpias las bombillas y colocarlas en posición directa hacia lo que quieres iluminar.

Apaga los electrodomésticos que no utilices

Muchos de los electrodomésticos más comunes siguen consumiendo energía, aunque no los estés utilizando. Son todos aquellos que se quedan en un estado de “reposo”, como los despertadores eléctricos, los cargadores del móvil o los televisores. Es preferible enchufarlos a regletas con botón para que, de este modo, se puedan apagar cuando no se estén utilizando y así ahorrar energía.

 

 

Plancha toda la ropa de una vez

La plancha es uno de los electrodomésticos que consumen más de lo que creemos. Tiene sentido, ya que necesitan mucha energía para alcanzar unas temperaturas tan altas. Por esta razón, es fundamental aprovechar y planchar toda la ropa de una única vez, sin tener que encender la plancha a diario. De este modo, conseguiremos ahorrar una gran cantidad de electricidad con un pequeño detalle que no nos cuesta nada.

Son muchos los gestos que podemos llevar a cabo para ahorrar mucha energía en casa a lo largo del año. Incorporar pequeños hábitos como los anteriores, ya es un paso para fomentar su ahorro y ayudar a cuidar un poco más el planeta.

 

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies