¿Qué es la huella de carbono y cómo reducirla?

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2020/03/huella-carbono-1.jpg

Según la Real Academia Española, la huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero provenientes, por efecto directo o indirecto, de la actividad de una organización. Hoy queremos contaros qué es la huella de carbono y cómo reducirla todo lo posible, ya que es fundamental para cuidar nuestro entorno.

Aunque generalmente se hace referencia a la huella de carbono en el entorno de las empresas, es importante ser consciente de que también se puede calcular por persona, ya que todos contaminamos mucho más de lo que creemos. Por esta razón, desde CLIMALIT queremos daros información sobre este tema, para que podáis ser conscientes de lo que conlleva y cómo reducirla.

Concretamente, la huella de carbono hace referencia al número de emisiones de dióxido de carbono (CO₂) y otros gases de efecto invernadero que se envían a la atmósfera. Y esto no sólo corresponde a las grandes corporaciones, sino que hace referencia a cada persona, producto, servicio o empresa, porque todos contaminamos.

Se estima que cada hogar español emite, al año, una media de 12,5 toneladas de gases de efecto invernadero, y casi todas estas emisiones están directamente relacionadas con el consumo de energía, como pude ser la electricidad, el gas y los combustibles (gasolina y diésel).

Para ser conscientes de nuestra huella de carbono, así como para saber cómo reducirla, es importante concienciarnos y saber cómo y en qué conceptos o actividades consumimos energía y a partir de ahí, modificar ciertas rutinas.

 

Qué es la huella de carbono y cómo reducirla

 

Para conocer nuestra huella de carbono, se suelen realizar mediciones mensuales o anuales, y normalmente se utilizan variables como las que destacamos a continuación:

  • La energía que consumimos en nuestra vivienda.
  • El tipo de transporte que utilizamos.
  • La dieta que seguimos ya que, dependiendo del tipo de alimentos que consumamos, dejaremos una huella u otra.
  • Otro tipo de hábitos que también conllevan un gasto de energía.

Si deseas realizar el cálculo, existen infinidad de calculadoras en internet que te ayudarán a realizarlo. Rellenando un cuestionario sobre la vivienda y los hábitos que tengas, podrás saber cuánto contaminas.

¿Qué podemos hacer para reducir la huella de carbono?

 

Qué es la huella de carbono y cómo reducirla

 

Para reducir la huella de carbono se pueden cambiar unos cuantos hábitos en el estilo de vida y, de este modo, podremos reducir considerablemente nuestra huella de carbono.

Hábitos tan básicos como desenchufar los electrodomésticos que no estemos utilizando en la vivienda (los cargadores de los móviles que con frecuencia dejamos enchufados, aunque no estemos cargando nada, el DVD, algún dispositivo de domótica que no utilizamos las 24 horas del día…). Cualquier dispositivo electrónico que no sea imprescindible se puede desconectar para ahorrar lo máximo posible en electricidad.

Utilizar transportes ecológicos, principalmente en las ciudades, es relevante para intentar reducir la huella de carbono. Los automóviles generan mucho CO₂, por lo que optar por el transporte público (muchos autobuses ya son eléctricos) o incluso coger una bicicleta nos ayudará a reducir emisiones y a tener una ciudad un poco más limpia.

Recicla todo lo que puedas. La excusa de “después lo mezclan todo” ya no es válida, ya que existe una cadena perfectamente estructurada para que el reciclaje sea efectivo, por lo que, si todos contribuimos, podemos hacer muchísimo por el planeta.

Está en nuestra mano poner nuestro granito de arena para cuidar un poco más el lugar en el que vivimos, disfrutar de él al máximo y dejar el mejor planeta a las generaciones futuras.

A la hora de reformar tu vivienda, la conciencia sobre el consumo de energía se puede materializar cuidando el tipo de materiales que se van a utilizar. La inversión puede ser “responsable”. Un punto débil con frecuencia es el aislamiento. Por los huecos de fachada, es decir ventanas y cerramientos, se puede escapar el calor en invierno y entrar en verano o bien entrar el frío en invierno y escaparse el aire acondicionado en verano. Esto nos llevará a aumentar el consumo de calefacción o refrigeración para intentar compensar el deficiente aislamiento. Unas buenas ventanas, con una buena carpintería con puente térmico, y un doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS con los vidrios especiales acordes a tus necesidades (aislamiento térmico, acústico, control solar, seguridad) y correctamente instaladas, te ayudará a reducir el consumo energético. En poco tiempo … ¡lo notarás en tus facturas!

Si deseas ahorrar más energía en el hogar, y estás pensando en cambiar las ventanas, te recomendamos visitar la sección “Cambia Tus Ventanas” de la web de CLIMALIT en la que, cubriendo un sencillo cuestionario, te recomendará la mejor composición según las necesidades de tu hogar.