LOS COMPLEMENTOS PERFECTOS PARA TUS VENTANAS

Al igual que muchos otros huecos de la casa, las ventanas también quieren su propia “ropa”. Vestimos el suelo con alfombras, los sofás con mantas, la cama con el nórdico; pero pocas veces le damos a las cortinas de las ventanas la importancia que realmente se merecen.

Existen una gran variedad de productos diferentes que se pueden utilizar para vestir las ventanas, desde las cortinas tradicionales hasta los estores más innovadores. Es fundamental tener en cuenta las necesidades de la habitación para saber elegir el complemento más apropiado desde el punto de vista funcional y estético: la forma, el color, el tamaño…

Estores enrollables

Los estores para ventanas son una variación de las cortinas tradicionales. Están compuestos por una única pieza, y se recogen verticalmente, normalmente por un mecanismo manual (una cuerdecilla) o motorizado (por botón).

Lo que cabe destacar de este tipo de cortinas es que, fundamentalmente, se suelen fabricar con materiales muy resistentes, y existe una gran variedad en cuanto a diseños y colores, por eso son muy demandados para las estancias del hogar. Son muy sencillos de colocar, y hay una amplia gama donde elegir los más apropiados: que deje pasar más luz, más opaco, más largo o más corto, de diferentes colores, con diferentes estampados…

Las cortinas tradicionales

Según las prestaciones que deseemos que tengan las cortinas de las ventanas, tendrán un precio u otro. Hay cortinas muy resistentes a los rayos del sol, con diferentes tejidos, tramas y colores.

Si se eligen unas cortinas que no sean resistentes a la radiación solar, con el paso del tiempo se irán volviendo, cada vez, más y más opacas, por lo que habrá que reemplazarlas. Sin embargo, unas buenas cortinas resistentes a los rayos del sol, pueden aguantar una gran cantidad de años sin ponerse feas o estropearse.

A la hora de elegir unas cortinas, el tipo de tejido es, sin duda, la elección más relevante. Asesorarse bien y apostar por tejidos de más calidad es fundamental para que las cortinas tengan una vida útil mucho más larga.

Los toldos

A primera vista, puede que no parezca la opción más estética para el hogar. Sin embargo, los toldos poseen una gran cantidad de beneficios, tanto para el mobiliario interior como para los cerramientos exteriores. Hay que tener en cuenta que, si el toldo está desplegado, es capaz de proteger tanto las puertas como las ventanas de los factores meteorológicos más dañinos para ambos. Protegen, asimismo, la decoración del interior del hogar, ya que, en muchas ocasiones, la luz del sol puede dañar los colores o los materiales de los elementos decorativos o mobiliarios.

Las rejillas protectoras

Estas rejillas protectoras, también conocidas como “persianas de sombrilla”, son hojas de rejilla y barras transversales, normalmente de aluminio o madera, que aportan una gran cantidad de sombra a la casa. Sin embargo, al no tener ningún tipo de tejido ni caída natural, a nivel estético no cuentan con los mismos beneficios que las opciones anteriores. Sin embargo, para una estancia en la que se busca la practicidad y la protección del exterior, son una opción perfecta.

Se pueden utilizar como protectores solares externos, incluso en fachadas de edificios, ya que existen diferentes tamaños para solventar una gran variedad de necesidades.

Si este verano estás buscando una nueva alternativa para tus ventanas, alguna de estas opciones será perfecta para las estancias de tu casa, ayudándote a protegerla del sol y del calor de estos meses.

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies