BENEFICIOS DE INCLUIR VENTANAS EN LAS BUHARDILLAS

Las buhardillas pueden llegar a ser espacios muy desaprovechados en las casas. Muchas personas deciden dejar esta zona de la vivienda como espacio de almacenaje, para guardar objetos que no son imprescindibles en su vida diaria y que ocupan mucho. Sin embargo, a las buhardillas se les puede sacar mucho partido durante todo el año: se pueden aprovechar para hacer cuartos de invitados, sala de juegos para los niños, un despacho para trabajar o incluso una biblioteca.

La principal desventaja de estas estancias es normalmente la forma que tiene el techo y la temperatura del interior: al estar en la planta más elevada, es el lugar de la vivienda en el que hace más frío durante el invierno y más calor en verano. Aun así, es importante señalar que, con un correcto aislamiento térmico, esto no tiene porqué ser así. Si se cuenta con un buen aislamiento en la fachada y en el tejado, y adicionalmente se incorporan unas ventanas apropiadas para la estancia, la temperatura del interior se mantendrá estable durante todo el año, lo que hará posible que los habitantes de la casa puedan disfrutar de un espacio habitable adicional.

Tipos de vidrio que se pueden incluir

Es fundamental saber las necesidades que tiene tu buhardilla. Según su orientación geográfica, la ubicación de la vivienda y otros factores determinantes, el tipo de vidrio puede variar, ya que no todos ofrecen las mismas prestaciones.

Un imprescindible es SGG CLIMALIT PLUS, el doble acristalamiento con aislamiento térmico reforzado (ATR) gracias al vidrio con capa bajo emisiva que permite la reducción de radiación solar que entra en el interior de la estancia sin renunciar a la luz natural, manteniendo la vivienda con una temperatura estable durante todo el año.

Otro factor que hay que tener en cuenta es el ruido. La buhardilla, al estar en la parte superior de la vivienda, permite que algunos ruidos se cuelen con mayor facilidad, como pueden ser los ruidos de las tormentas, el granizo, la lluvia… Para evitarlo, se puede optar por un SGG CLIMALIT PLUS con SGG STADIP SILENCE, que ofrece las prestaciones de seguridad de un vidrio laminado y además atenúa el ruido que proviene del exterior, y mejorando el confort en su interior.

 

Si el acristalamiento es muy amplio, una buena opción es SGG CLIMALIT PLUS con PLANISTAR ONE, ya que tiene una estética muy neutra y un perfecto balance energético. Sin embargo, si la vivienda recibe luz directa del sol durante todo el día, siempre se puede optar por un doble acristalamiento con un vidrio específico de control solar de la gama SGG COOL-LITE. Con estos vidrios, evitarás que entre gran parte del calor del exterior de la vivienda gracias al factor solar del vidrio, pero entrará una gran cantidad de luz natural, fomentando también el ahorro en el consumo de calefacción y aire acondicionado.

Los beneficios de este tipo de acristalamiento son incalculables. Solo es necesario saber las características de la vivienda para que, desde CLIMALIT, te recomendemos la mejor opción.

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies