8 Ideas para porches acristalados

Las casas bajas o dúplex pueden tener un porche que suele o estar en la entrada de la vivienda o dar a un patio interior o jardín. Una buena opción para aprovechar al máximo ese espacio es acristalarlo. Los porches acristalados permiten disfrutar de ese espacio durante todo el año independientemente de la temperatura y climatología que haya, y además ayudan a ganar algunos metros cuadrados útiles extra para la vivienda.

Razones para acristalar el porche de casa

Los porches y las terrazas son las partes más expuestas y desprotegidas de la casa al estar en contacto directo con el exterior. Los porches acristalados, además de ofrecer una estética espectacular, aportan las siguientes ventajas:

  • Mejora la eficiencia energética de la vivienda: Los porches acristalados funcionan como primera barrera frente a la temperatura exterior. Con el cerramiento de ese espacio, se logra crear un espacio intermedio dónde la temperatura se suaviza y la fachada queda más protegida. Un buen acristalamiento en este cerramiento consigue que se evite pasar frío en invierno y calor en verano. Esto repercute en la temperatura del interior de la vivienda, y por lo tanto, puede contribuir a un mejor aislamiento térmico de la misma.
  • Reduce el ruido: De nuevo, el espacio que genera el cerramiento en un porche acristalado, funciona como parapeto, disminuyendo el nivel del ruido que penetra desde el exterior de la vivienda. Esto es especialmente relevante en casas situadas en ciudades o lugares con elevado nivel de contaminación acústica.
  • Disminuye la necesidad de limpieza: Quien cuenta con una terraza o porche abierto al exterior es consciente de la dificultad y esfuerzo que requiere mantenerlo limpio y ordenado. Los porches acristalados están menos expuestos a la lluvia, el viento, el polvo y la suciedad. Su mantenimiento y limpieza se aligera y resulta mucho más llevadero.
  • Incrementa el espacio útil: Hoy en día uno de los principales motivos por los que se suele decidir acristalar el porche, es para ganar metros cuadrados en la vivienda. Cerrar la terraza permite obtener mayor provecho a esa superficie para nuestra vivienda y adaptarla a las necesidades reales. Por ejemplo, si se tienen niños, ese espacio cerrado puede funcionar como una zona de juegos segura. Otra alternativa habitual es utilizar los porches acristalados como pequeños salones o zonas de relajación en la vivienda, pudiendo ser usadas en cualquier momento del año.
  • Mejora la seguridad: El cerramiento del porche supone una barrera más para dificultar la entrada a la vivienda a los posibles amigos de lo ajeno. Además, el mobiliario y objetos que se guarden en ese espacio quedarán más protegidos que si estuvieran en un espacio abierto. Es importante exigir un vidrio que proporciona las mejores prestaciones de seguridad. En este post, explicamos cómo elegir el tipo de vidrio de seguridad adecuado.
  • Más entrada de luz: Las importantes superficies acristaladas que ofrece este tipo de cerramiento permiten una gran entrada de luz natural en la vivienda. Además de optimizar la sensación de bien estar dentro de casa ayudan a limitar los gastos de luz.

Ideas para porches acristalados

Las técnicas y materiales para el cerramiento de porches y terrazas han evolucionado notablemente en los últimos años. Actualmente se puede hacer prácticamente cualquier cosa. Hoy os dejamos algunos ejemplos de porches acristalados que destacan por su estética y/o espectacularidad.

porches acristalados_1

porches acristalados_2

porches acristalados_3

porches_acristalados_4

porches_acristalados_5

porches_acristalados_6

porches acristalados_7

porches acristalados_8

 

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies