Cómo ganar amplitud en la vivienda

Disponer de espacios reducidos en el hogar puede llegar a suponer un inconveniente. Las estancias que por tamaño no nos convencen demasiado, suelen ser las más difíciles de amueblar y decorar. En este artículo queremos daros algunos consejos para que optimicéis el espacio a la hora de decorar o amueblar vuestro hogar.

Luz, luz y más luz

Puede que no se vea así a primera vista, pero una gran cantidad de luz natural otorga amplitud a cualquier estancia, haciéndola parecer mucho más grande de lo que en realidad es. Para ello, es fundamental que la casa tenga una orientación adecuada, y si podéis elegir, es preferible que no tenga ningún edificio colindante que le quite toda la luz del sol.

Para que la luz natural entre en el interior, unas buenas ventanas son imprescindibles. El doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS es un aliado perfecto para preservar una temperatura agradable en el hogar permitiendo entrar una gran cantidad de luz solar, convirtiendo a las ventanas en un elemento clave de vuestra casa.

Otra opción es la de eliminar tabiques que sean prescindibles, o bien sustituirlos por separadores de vidrio. El hecho de tirar tabiques y convertir las estancias en varios espacios integrados aporta una gran sensación de amplitud. En caso de utilizar separadores de vidrio, se obtendrá el beneficio de tener un “tabique” que separe las estancias, pero aprovechando la luz natural de ambas: la luz que incida en una de las habitaciones llegará hasta la otra a través del vidrio, lo que aportará la sensación de que la habitación tiene un mayor tamaño.

 

 

Distribución

Resulta fundamental elegir bien los muebles para ganar espacio. Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de las ocasiones, menos es más. De esta forma, elegir muebles de gran capacidad para almacenar muchos objetos, con líneas sencillas y colores neutros o claros, aportan una mayor luminosidad. Y no solo eso. El orden aporta mucha sensación de amplitud, por lo que este tipo de muebles servirán para no tener demasiados objetos a la vista.

Es muy importante no entorpecer la entrada de luz natural, por ejemplo, colocando muebles u objetos de grandes dimensiones delante de un gran ventanal.

 

Colores claros

La gama de colores elegidos para la decoración es otro factor muy relevante a tener en cuenta. Los colores oscuros o muy intensos dan sensación de pequeñez, mientras que los colores neutros o muy claros aportan una gran sensación de luz, espacio y limpieza. Para las paredes de la vivienda, por ejemplo, es recomendable elegir colores neutros, pastel o, directamente, el blanco. Y lo mismo ocurre con el color de los accesorios de decoración o con los muebles. Es preferible elegir muebles de madera en tonos claros y líneas sencillas, y elegir accesorios en colores tierra, tostados o pastel. Este tipo de colores son perfectos para aquellas estancias más pequeñas a las que se le quiera sacar el mayor partido.

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies