8 formas de evitar la pérdida de calor en casa

Evitar la pérdida de calor en casa es una tarea que nos preocupa una vez que el invierno toca la puerta. Por fortuna, existen formas muy sencillas para no congelarnos mientras descansamos en la comodidad de nuestro hogar.

¿Cuáles son las formas de evitar la pérdida de calor en casa? ¡Aquí tenemos 8 de las más efectivas!

Atención a las brechas y vías de escape

Aislar tu hogar es una de las mejores maneras para evitar la pérdida de calor en casa y, con ello, lograr reducir tus facturas de energía y conseguir que tu hogar sea más cálido y confortable. El aire caliente puede escapar de tu casa en todas las direcciones, especialmente por las ventanas, el suelo, el techo y las puertas, lo que significa que gran parte de la energía que pagas mensualmente puede desperdiciarse.

En tal sentido, debes prestar mucha atención en aquellas vías de escape, porque, aunque sean muy pequeñas, pueden ser suficientes para convertir tu casa en un verdadero corredor de aire.

 

¿Usas las chimeneas?

A través de las chimeneas no utilizadas también se suele escapar el calor. Si aún usas tu chimenea, entonces puedes dejar un globo de chimenea extraíble para evitar que se pierda el exceso de calor en momentos en los cuales no tengas encendido el fuego. Si no le das uso a la chimenea, considera la posibilidad de cubrirla internamente de manera permanente, sin necesidad de modificar la estructura de tu casa.

 

Las ventanas pueden ser la solución

Un buen aislamiento térmico en ventanas puede reducir hasta un 70% las pérdidas energéticas del hogar, lo que permite un menor consumo de calefacción y aire acondicionado, siendo una de las mejores formas de evitar la pérdida de calor en casa.

Como ya lo hemos dicho antes, las ventanas pueden dejar brechas por donde se escapa el calor, sin embargo, una de las maneras efectivas de evitar que eso ocurra es eligiendo ventanas de calidad contrastada, con un buen nivel de hermeticidad y un vidrio adecuado que cuyo valor U sea bajo, para así alcanzar un buen aislamiento.

El vidrio que garantiza confort y mantiene el calor en casa, por ejemplo, puede ser el que tiene una cámara de 16 mm para un doble acristalamiento óptimo o un vidrio Planitherm XN como el de CLIMALIT.

 

Atención con las puertas

Las puertas también tienen unas brechas que, en muchos casos, son lo suficientemente grandes como para que se escape todo el calor de nuestro hogar. Estos espacios pueden ser sellados con tiras de plástico adhesivas, que son útiles precisamente para ese lugar abierto entre la puerta y el marco. Para los espacios entre la parte inferior de la puerta y el piso, puedes comprar un “cepillo” especial.a

 

El ventilador del extractor

Si tienes un extractor en tu baño o cocina, sin un temporizador, corres el riesgo de enfriar toda tu casa. Un extractor temporizado se apagará automáticamente y eliminará este riesgo.

 

Purgar tus radiadores

El aire atrapado en los radiadores deja de funcionar eficientemente. Si hay puntos fríos en tus radiadores, particularmente en la parte superior, es una señal de que necesitan purgarse. Esto libera el aire y asegura que tu sistema de calefacción funcione a su máximo potencial.

Por otro lado, un estante colocado justo encima de un radiador ayuda a lanzar el calor hacia el interior de la habitación, en lugar de dejarlo subir al techo. La mayoría de las tiendas de ferretería y bricolaje almacenan estantes diseñados específicamente para sujetarse a la mayoría de los radiadores.

 

Ventilaciones en desuso

Sellar cualquier ventilación en desuso puede evitar la pérdida de calor en casa. En muchas casas antiguas, existen espacios de ventilación por donde, en teoría, debería entrar el aire para mantener fresco nuestro hogar, sin embargo, cuando estamos en época de invierno, el aire que ingresa produce una “congelación” instantánea.

 

¿Y las cortinas de tela?

Aunque tus antiguas ventanas estén aparentemente cerradas, cualquier grieta o brecha pequeña puede no enfriar la casa siempre y cuando tengas instaladas unas cortinas resistentes o de forro térmico. Este tipo de cortina son excelentes para evitar la pérdida de calor, porque produce un aislamiento adicional.

En otros casos, de tener unas buenas cortinas, evite que estas cuelguen sobre el radiador, porque esto puede evitar que se produzca el calor que tanto deseas.

 

Si tu casa no está lo suficientemente aislada, te invitamos a entrar en la página web de CLIMALIT, donde encontrarás la ventana que mejor se adapte a tu hogar. Cambiar sus ventanas es sin duda una de las mejor formas de evitar la pérdida de calor en casa.

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies