Dónde colocar vidrios de seguridad

https://stgsgwordpresspro.blob.core.windows.net/blog-uploads/2022/01/Foto-1-1024x600-6-1.jpg

Los vidrios de seguridad son aquellos diseñados para que en caso de que se produzca una rotura no presenten un peligro potencial de causar heridas graves a las personas que se encuentren a su alrededor. Desde CLIMALIT PLUS te queremos explicar y recomendar los mejores vidrios de seguridad para tu casa.

¿Qué es una ventana de seguridad?

Una ventana de seguridad es aquella que dificulta la entrada a posibles intrusos y da tranquilidad a sus dueños. Las ventanas, son normalmente huecos por donde acceder al interior de las viviendas. Un cristal de seguridad no evitará que un intruso desee entrar, pero evitará que logre su objetivo y nos proporcione seguridad en nuestra casa.

Hoy en día, gracias a la moderna tecnología desarrollada para la fabricación de ventanas, podemos encontrar distintas soluciones muy efectivas y de gran calidad. Las ventanas de seguridad tienen componentes que se distinguen de una ventana estándar. El vidrio, no es el único componente que hace de una ventana de seguridad que sea de calidad, pero es un elemento fundamental para conseguir un conjunto adecuado. A continuación, veremos los dos tipos de vidrios de seguridad:

Vidrios templados de seguridad – SGG SECURIT®

A los vidrios de seguridad templados se les ha proporcionado un tratamiento térmico especial (a este proceso se le denomina «templado») para aumentar su resistencia mecánica (unas cinco veces superior a la de un vidrio corriente no templado) y al calor. Como ejemplo, un vidrio templado de 8 mm resiste el golpe de una bola de acero de 500 grs desde una altura de 2m.

En caso de rotura, este tipo de vidrios se fragmentarían en pequeños trozos, reduciendo la posibilidad de que resulten cortantes y peligrosos.

Vidrios laminados de seguridad – SGG STADIP® y SGG STADIP® PROTECT

Como bien indica su nombre, los vidrios de seguridad laminados se componen de dos o más hojas de vidrio monolítico unidas entre sí mediante una o varias láminas de plástico (PVB: Butiral de polivinilo).

Cristales como SGG STADIP® y SGG STADIP® PROTECT proporcionan mucha más seguridad de lo habitual. El primero está formado por un vidrio laminado de seguridad. Cuando usamos más de dos cristales unidos entre sí con una o más capas de PVB (lámina de plástico de 0.38mm de espesor), hablamos de SGG STADIP® PROTECT. Lo que se consigue con esta lámina es aumentar la resistencia ante un golpe o rotura haciendo que sean así un claro ejemplo de vidrios de seguridad laminados.

Al producirse una rotura en el vidrio, los fragmentos permanecen adheridos a esta lámina intermedia, sin llegar a desprenderse de ella, evitando así su caída. De este modo, en caso de que se produzca algún tipo de accidente (que alguien se choque con el cristal o que la ventana o puerta sufra un fuerte golpe) el riesgo de que hiera a alguien se reduciría en gran medida.

Los vidrios SGG STADIP® y SGG STADIP® PROTECT no solo son perfectos para ventanas convencionales, ya que también son muy eficientes para puertas, grandes ventanales o instalaciones en altura.

Las puertas con dobles acristalamientos CLIMALIT PLUS deben acristalarse con vidrio de seguridad en el vidrio interior (donde hay posibilidad de impacto); y en el exterior sólo si se trata de un balcón o terraza accesible, o cuando las puertas son practicables batientes y pueden presentar el vidrio exterior hacia el usuario cuando están abiertas más de 90º. En los vidrios de grandes dimensiones es aconsejable la instalación de vidrios de seguridad laminados STADIP o STADIP PROTECT. En este post tienes más información.

Si quieres descubrir el cristal de seguridad adecuado para tus ventanas y ayudar a preservar el medio ambiente, te animamos a visitar Cambia Tus Ventanas”, de la web de CLIMALIT, donde podrás averiguar la composición más adecuada en función de las necesidades de tu hogar.