Consejos para bajar la temperatura del hogar en verano

https://stgsgwordpresspro.blob.core.windows.net/blog-uploads/2018/08/Depositphotos_8755421_m-2015-e1534247491245.jpg

En este artículo nos gustaría daros algunos consejos y trucos para bajar la temperatura de vuestro hogar en verano. Y, en la medida en que podamos, nos gustaría que estos tengan que ver con la menor utilización energética posible. Sabemos que nuestro hogar se puede convertir en un lugar inhabitable cuando el calor se instala y no sabemos cómo refrescar los espacios. No se trata de poner por las nubes la factura eléctrica enchufando el aire al máximo, más bien de poner en marcha algunos pequeños trucos que nos ayuden a bajar la temperatura de nuestro hogar en verano de forma mucho más económica y confortable.

El calor dentro del hogar nos dificulta el descanso nocturno y la vida dentro de nuestra casa. Si, además, vivimos en grandes ciudades, rodeadas de asfalto y sin mar o ríos cerca que refresquen, es normal que estemos pensando continuamente en irnos cuanto antes. Con estos pequeños trucos es fácil reducir la temperatura de nuestro hogar. Te lo contamos.

 

Trucos y consejos muy sencillos para refrescar la temperatura de nuestra casa

  • Algo tan sencillo y decorativo, como es tener plantas en casa es una ayuda inestimable para bajar la temperatura de nuestro hogar en verano. Rodearte de plantas en tu hogar puede reducir la temperatura hasta 2 grados. Plantas que no necesiten excesiva agua y que sean originarias de la zona. En jardines, terrazas y ventanas, las plantas van a absorber buena parte de la energía del sol. Las plantas de interior, además, refrescarán el ambiente interior de la casa.

 

  • Procura aislar paredes, techos y ventanas, ya que un buen aislamiento de tu hogar puede reducir hasta un 30% el gasto de refrigeración. Las ventanas son uno de los lugares por donde mayor calor puede entrar a nuestro hogar si no contamos con las adecuadas. Por eso, recomendamos el uso de vidrios como SGG PLANISTAR ONE o SGG PLANITHERM 4S, que tienen propiedades de control solar. Consulta a un profesional y asegúrate de elegir unas ventanas adecuadas para tu hogar.

 

  • Controla el uso de los electrodomésticos ya que estos emiten mucho calor. Lavadora y secadora, horno o lavavajillas son un foco de calor, por lo que debes utilizarlos cuando no estés en casa (¡excepto el horno!) o en las horas donde la temperatura sea más baja. Lo mismo ocurre con las bombillas tradicionales que hay en tu hogar. Cámbialas por las de Led que tienen menor consumo y dan menos sensación de calor.

 

  • Ventila tu casa. Algo tan sencillo y económico y que no siempre hacemos. Por las noches y por las mañanas, en el exterior hace más fresquito, por lo que serán las horas recomendadas para hacerlo. Si hay corrientes de aire, porque tu casa está orientada a dos zonas diferentes, trata de mantenerlas abiertas el máximo tiempo posible. Eso sí, una vez hayas ventilado la casa, te recomendamos bajar toldos y persianas para evitar el aumento de temperatura dentro de tu casa.

Estamos seguros que siguiendo estos simples trucos y consejos conseguirás reducir la temperatura sin tener que recurrir a encender el aire acondicionado todo el tiempo.

Bajar la temperatura de tu hogar en verano te proporcionará un mayor bienestar. Conocer si los cristales de las ventanas que tienes instaladas disponen de un buen aislamiento o si son los adecuados para tu casa, pueden ayudarte a decidir si ha llegado el momento de cambiarlas. Si es así, habrá que elegir unos que puedan ayudarte a reducir el calor en los meses de verano. Para ayudarte a elegir te dejamos el siguiente enlace que contiene consejos útiles: https://climalit.es/blog/tipos-de-cristales-como-elegir-el-mejor-cristal-para-tu-ventana/