Cierres de presión para ventanas

A medida que la calidad, la eficiencia y la seguridad de las modernas ventanas de doble acristalamiento y triple acristalamiento continúan mejorando, es fundamental que los cierres de presión para ventanas garanticen que no habrá fugas de calor, así como también que las prestaciones del vidrio no pierdan su eficacia.

Los cierres de presión para ventanas de PCV, madera o aluminio, entre otros, deben tener la forma perfecta para que su función se lleve a cabo sin problemas, considerando, además, que el trabajo de carpintería tenga un acabado y un estilo adecuado, que permita a los ocupantes disfrutar de una experiencia agradable, sin inconvenientes de funcionamiento pese a su uso habitual.

 

Elementos de los cierres de presión para ventanas

Existe una amplia gama de elementos que forman parte de los cierres de presión para ventanas, como las tradicionales manijas, bridas y pestillos hechos de peltre, además de los modernos accesorios fabricados de hierro fundido, muchos de ellos hechos a mano con el cuidado necesario para soportar el desgaste diario y que duren toda la vida.

Estos herrajes son los elementos de las ventanas que más saltan a la vista y, además, son los encargados de hacer que el sistema que permite abrir y cerrar la ventana cumpla su función de  manera correcta.

La calidad de los herrajes de una ventana resulta fundamental y los beneficios que se pueden conseguir después de la instalación de una ventana Climalit parten desde el propio proceso de selección, que dependerá totalmente del tipo de ventana elegida como, por ejemplo:

 

  1. Ventanas de guillotina deslizantes
  2. Ventanas abatibles

 

Para las ventanas de guillotina deslizantes, los cierres de presión para ventanas deben tener sujetadores de guillotina para asegurarlas cuando estén cerradas y las plataformas o los mangos de la guillotina para abrirlas. Mientras que para las ventanas abatibles, se requiere de una  adaptación para asegurar la ventana cerrada, así como para que se mantenga en una posición semiabierta.

En este caso, debe colocarse en la parte inferior de la ventana o en el marco de la misma. Existen varios orificios a lo largo de la longitud del marco que se pueden utilizar para mantener la ventana abierta cuando se coloca en los pasadores atornillados al marco.

 

¿Qué debes hacer para garantizar el óptimo funcionamiento de los cierres de presión para ventanas?

Si el objetivo es hacer una correcta instalación de ventanas, tomando en consideración los cierres de presión, debes ser cuidadoso con:

 

  • Quitar ventanas antiguas con herramientas manuales y eléctricas adecuadas, sin estropear el espacio destinado para el marco, que debe estar ajustado al tamaño de la ventana.
  • Asegurarte que el espacio para la nueva ventana sea el idóneo.
  • Fijar las unidades en su lugar, comprobando que estén niveladas y seguras.
  • Sellar los accesorios de cierres de presión para ventanas para que estos sean impermeables.
  • Asegurarte de que no existen daños en ninguno de los elementos.

 

Comprobar que utilizas los cristales de doble acristalamiento o triple acristalamiento, según sea el caso. En todo caso, la experiencia previa en carpintería puede resultar útil para conseguir resultados muy beneficiosos para lograr una correcta instalación de los cierres de presión para ventanas. Los elementos de confort que esperan los ocupantes son:

  • El doble acristalamiento, porque hasta el 80% de las propiedades térmicas de las ventanas dependen del acristalamiento que lleven.
  • La carpintería que cuida la inversión en aislamiento, confort, ahorro, tranquilidad y protección del medio ambiente.
  • La instalación final, en manos de los expertos.
Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies