¿Qué es un certificado de eficiencia energética y para qué sirve?

https://stgsgwordpresspro.blob.core.windows.net/blog-uploads/2018/05/Certificado-Eficiencia-Energética.jpg

Los certificados de eficiencia energética se han convertido como obligatorios a partir de 2013 y, durante los últimos años, han ido dándose a conocer hasta el punto que todos sabemos que existen. Sin embargo, en muchas ocasiones no acabamos por tener clara la idea de qué es y qué no es y, sobre todo, para qué sirve un certificado de eficiencia energética. Por eso, para clarificar un poco todas esas ideas vagas, hemos redactado este artículo que te lo explica.

Desde junio de 2013, para poder vender o alquilar un inmueble en España es obligatorio estar en posesión de un certificado energético. Este certificado es un trámite exigido por la Unión Europea y que se resume en la etiqueta energética. De igual modo que sucede con los electrodomésticos que podemos comprar en una gran superficie o una tienda especializada, los pisos y casas cuentan con una etiqueta energética en la que se resumen las principales características del certificado energético. Esta etiqueta evalúa la eficiencia energética del inmueble en una escala que va desde la A hasta la G, siendo la G la menos eficiente.

Así, una eficiencia energética de A, es un inmueble que está muy bien aislado, pierde muy poco calor y, en general, tiene unos rendimientos óptimos; con lo que calentarlo (o enfriarlo) será mucho más barato que hacer lo propio con uno de categoría G, la inferior de todas.  El certificado de eficiencia energética nos está dando una información muy valiosa sobre el inmueble que nos disponemos a adquirir o a alquilar y podemos prever por cuánto nos saldrá la factura de la calefacción.

 

Hay una serie de obligaciones legales en relación a los certificados energéticos

 

El certificado de eficiencia energética no es sólo una indicación útil de cara a comprar o alquilar un piso. Contar con un certificado energético es también una obligación para la persona propietaria que lo vende o que lo pone en alquiler. De esta forma, es obligatorio que el certificado energético figure en cualquier anuncio o publicidad del piso o casa que queremos vender o alquilar y, de no cumplir con esta estipulación, están previstas multas que van desde 300 hasta 6000 euros, en función de la gravedad de la infracción.

En cuanto a cómo está estructurado un certificado energético, es conveniente notar que en él han de constar siempre los datos del técnico certificador (que tienen que estar acreditado para tal fin). En la parte inferior de la primera página está indicada la nota global para toda la casa o piso en lo relativo a las emisiones de dióxido de carbono que se está liberando a la atmósfera. Además, estará expresada la calificación del consumo de energía expresado en Kilowatios por hora por metro cuadrado anuales (Kw h/m² año).

Asimismo, el informe del certificado energético cuenta con varios anexos en los que se detalla la información y describe las características térmicas del edificio (tipo de ventanas, cierres, aislamientos, ventilaciones…etc.). Estos anexos también recogen todas las recomendaciones de mejoras así como una lista de todas las inspecciones y comprobaciones que se han llevado a cabo durante la toma de los datos.

Estas recomendaciones son casi lo más valioso del certificado de eficiencia energética porque ayuda a identificar qué procedimientos convendría realizar de cara a mejorar la nota de la calificación energética. Es común que en ciertos certificados energéticos se sugiera cambiar los cierres de las ventanas, instalar aislante, mejorar los suelos y las paredes, sustituir las puertas o reemplazar el sistema de calefacción por otro más eficiente desde un punto de vista energético.