Certificaciones en construcción sostenible

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2020/07/certificaciones-construccion-sostenible.jpg

Llevar a cabo construcciones cada vez más sostenibles es uno de los principales retos a los que se enfrenta el sector en la actualidad. Se trata del futuro de la edificación, no solo porque las normativas ya exigen incorporar criterios de este tipo en las edificaciones o por mejorar nuestro confort como usuarios, sino porque es imprescindible si queremos salvar el planeta. Esto hace que aquellos que ya han conseguido crear construcciones eficientes y sostenibles quieran un reconocimiento por este esfuerzo y su contribución a preservar el medioambiente. Es aquí donde hay que hablar de certificaciones en construcción sostenible como BREEAM, LEED o VERDE.

Desde CLIMALIT PLUS queremos contaros en qué se diferencian cada una de ellas, cuáles son sus características y en qué pueden beneficiar.

La certificación BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method), originaria de Reino Unido, es una de las certificaciones en construcción sostenible más reconocidas a nivel internacional. Esta certificación evalúa el desempeño de los edificios: desde la energía hasta la ecología, el uso de energía y agua, medio ambiente, contaminación, transporte, materiales, procesos de gestión, residuos, etc.

Por otro lado, la certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), originaria de Estados Unidos, precisa de datos objetivos para determinar que los requisitos imprescindibles se han cumplido. Estos engloban áreas como la sostenibilidad, la eficiencia energética, eficiencia también en el uso de agua, atmósfera, materiales, calidad ambiental en el interior, ubicaciones, conciencia ambiental o innovación en el diseño. Esta certificación utiliza una escala de 100 puntos para clasificar y premiar el diseño constructivo en base a sus posibles impactos ambientales.

 

 

La certificación VERDE fue creada por el GBCe (Green Building Council), y se basa en las normativas de sostenibilidad que existen a nivel nacional y europeo. Al igual que las dos anteriores, esta certificación busca que una construcción tenga el menor impacto posible sobre el medio ambiente.

Asimismo, al ser certificaciones voluntarias, no es necesario limitarse a una única certificación, ya que no son excluyentes entre sí. Para poder elegir entre una u otra, habrá que reflexionar sobre cuál es la más adecuada en función de las características del edificio, así como del objetivo al que queramos llegar. Lo ideal es que una persona experta en las diferentes certificaciones pueda evaluar la construcción y recomendarnos cuál o cuáles solicitar.

Cabe tener en cuenta que las principales diferencias entre ellas es que BREEAM y LEED son internacionales mientras que la VERDE es nacional. Cabe señalar también que la primera de ellas, BREEAM, es la que cuenta con más edificios certificados en Europa y está adaptada a la normativa española. Asimismo, para obtener la certificación BREEAM o VERDE, es necesario contar con un asesor acreditado y ajeno al proyecto, ya que eso aportará una mayor credibilidad sobre los datos obtenidos. Por lo tanto, no hay una certificación en construcción sostenible que sea mejor o peor, simplemente presentan ciertas diferencias. Por ello, hay que tener en cuenta las condiciones de la edificación, así como el uso que se hará de ella, para decantarse por una u otra. Y resulta fundamental entender que cuanta mayor puntuación se consiga en este tipo de certificaciones, más se incrementará el valor del edificio: implicará que su impacto medio ambiental ha sido considerablemente menor que el de otras edificaciones, lo cual es muy positivo. A medida que va aumentando la concienciación sobre la protección medioambiental y el reto de contribuir a preserva nuestro planeta, también aumenta la demanda de edificios sostenibles que sean capaces de generar un impacto negativo mínimo.

Ventanas y cerramientos pueden contribuir, de forma importante, a reducir el consumo de energía y, con ello, sumar en el objetivo de construir de forma responsable para preservar el planeta. Si estás pensando en cambiar las ventanas de tu vivienda, no dudes en consultar el apartado “Cambia Tus Ventanas” de la web de CLIMALIT, en donde podrás obtener la composición más apropiada en función de las necesidades de tu hogar.