5 consejos básicos sobre cómo ahorrar en calefacción

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2015/05/ahorro_calefaccion-1280x440.jpg

Todos somos conscientes del gasto extra que tiene asociado el invierno para nuestra economía doméstica, y… es que cómo ahorrar en calefacción y reducir la factura de la luz o el gas es un interrogante que surge en muchas familias cada año.

«Un hogar medio en España, tiene un consumo energético de calefacción de hasta un 20-25% del consumo total de la vivienda, ya disponga de una calefacción por gas natural o eléctrica.»

En invierno, las temperaturas obligan a que los sistemas de calefacción se pongan en marcha, y muchas veces, un uso inadecuado puede disparar el consumo, cuyo resultado son facturas muy abultadas con las que tenemos que contar para alcanzar un confort térmico en nuestros hogares.

En los meses de primavera, encontramos semanas con altas temperaturas que vienen seguidas de días en las que los grados bajan considerablemente y nuestras viviendas se resienten, en cuanto a confort térmico se refiere. ¿Qué hacer? ¿Ponemos un ratito la calefacción o nos abrigamos? Pasamos de 20 grados a 9 en pocos días y… encendemos radiadores para no quedarnos helados en el sofá. Eso supone un gasto extra más…

¿Cómo usar la calefacción para ahorrar? Algunos consejos

En internet podemos encontrar muchos consejos y recomendaciones, pero nos volveremos locos si hemos de seguir todos ellos. Desde CLIMALIT, queremos darte los cinco consejos más importantes para saber cómo ahorrar en calefacción de forma fácil y sencilla, y sin que suponga un gran esfuerzo en las rutinas del día a día.

 

1- ELEGIR UN SISTEMA DE CALEFACCIÓN ADECUADO

Como ahorrar en calefacción

Seleccionando un buen tipo de instalación se puede ahorrar mucho dinero al año. Puede haber una diferencia en calefacción de entre 350€ y 450€, entre una caldera de gas, una eléctrica o de gasóleo. Las calderas de gas siempre resultan más económicas a largo plazo.

Por otro lado, un correcto mantenimiento del sistema de calefacción de la vivienda es fundamental. Revisar nuestra caldera anualmente para poder evaluar si pierde o no energía. Una caldera sin revisiones periódicas, sin mantenimiento alguno y con ciertos años, es sinónimo de gasto energético y, por tanto, gasto económico. Las opciones pasan por realizar una revisión, seguir haciendo un buen mantenimiento periódico y en caso de tener una caldera muy antigua, hacer una inversión en otra nueva (que se amortizará en pocos años, con el ahorro energético que se vaya logrando mes a mes).

Otro aspecto muy importante son los radiadores y los termostatos.

  • Los radiadores han de purgarse antes de cada temporada de invierno, para facilitar una mejor circulación del calor, y expulsar las bolsas de aire que puedan contener.
  • Nunca debemos tapar los radiadores, eso dificulta la transmisión del aire caliente. A veces, dejamos ropa húmeda para que se seque, lo que impide que el calor se distribuya libremente y quede estancado.
  • El número de radiadores es importante. Pocos radiadores para una gran superficie, harán que estos estén a pleno rendimiento mucho más tiempo para lograr el confort térmico deseado, y viceversa.
  • Hacer un correcto mantenimiento, y revisarlos periódicamente.
  • Actualmente, no existe demasiada diferencia entre radiadores de gas o emisores térmicos, porque los térmicos están muy preparados para disminuir el consumo y ofrecer igual confort térmico que los modelos de gas.
  • Los termostatos nos ayudan a controlar la temperatura del interior de nuestra vivienda. Es importante saber a qué temperatura estamos, y poder regularla. Si no vamos a estar en la vivienda, podemos programar el termostato para que se apague y encienda solo.

 

2- CONTRATAR UNA POTENCIA ELÉCTRICA SUFICIENTE PERO NO EXCESIVA

que-potencia-electrica-contratar

Debemos de revisar cuales son los intervalos de potencia de nuestra tarifa, y ver si nuestro consumo y equipo eléctrico se ajusta a ese rango de uso para poder calcular la potencia eléctrica. Contratar la Tarifa con Discriminación horaria, permite ahorrar en la potencia eléctrica contratada de un hogar medio hasta 200€ anuales.

 

3- CONTROLAR LA TEMPERATURA AMBIENTAL

como ahorrar en calefacción termostato

Nuestra vivienda no necesita las 24h del día una temperatura constante. No es necesario, tampoco, en caso de no estar en la vivienda. Cómo hemos señalado, por el día es más que suficiente con tener programados nuestros termostatos a 20ºC. Por la noche, se recomienda bajar el termostato a 16ºC-18ºC, y así poder ahorrar hasta un 13% en la factura de calefacción.

«La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios de España), recomienda mantener una temperatura durante el día de 20 grados y durante la noche de 16 grados.»

Grave error cometemos, cuando al llegar a casa subimos la temperatura del termostato a más de 20 grados para lograr un calor más rápido en la vivienda. Pensamos que la casa se calentará más rápido, y no es cierto. El tiempo es exactamente el mismo si seguimos poniendo 20 grados, y además, el esfuerzo que hace nuestra caldera, estando a pleno rendimiento, supone un aumento de gasto energético.

Si tenemos habitaciones que no usamos, es mejor cerrarlas y apagar esos radiadores.

 

4- REDUCIR LA PÉRDIDA DE CALOR CAMBIANDO LOS CRISTALES POR SGG CLIMALIT PLUS CON AISLAMIENTO TÉRMICO REFORZADO

como ahorrar en calefaccion

Las ventanas y puertas acristaladas han de tener buenos vidrios y cerramientos adecuados para que no se pierda el calor del interior de nuestro hogar. Si tus ventanas son antiguas, o los cerramientos de la vivienda no tienen una calidad óptima, es mejor que cambies las ventanas.

También es recomendable comprobar el aislamiento térmico de las puertas, paredes y techos para un mayor ahorro de energía en calefacción.

Hoy en día, existen muchas gamas de vidrios y opciones de perfilería, pero las ventanas con rotura de puente térmico y con un doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS con aislamiento térmico reforzado son las que mejores niveles de aislamiento térmico suelen presentar. Este doble acristalamiento lleva en su composición vidrios de la gama SGG PLANITHERM o SGG PLANISTAR ONE. También existe la posibilidad de lograr un aislamiento térmico y acústico al mismo tiempo.

Si quieres renovar tus ventanas porque están viejas o deterioradas has llegado al sitio indicado, porque en Climalit Plus te ayudamos a elegir las que mejor se ajusten a tus necesidades, con nuestra Herramienta “Cambia tus ventanas”. Obtendrás un presupuesto para cambiar las ventanas.

 

5- PEQUEÑOS TRUCOS CASEROS

trucos consumo electrico

Existen algunas recomendaciones sencillas, fáciles y muy prácticas para aumentar nuestra zona de confort térmico en casa.

  • Poner libros en estanterías es un aislante térmico. El papel es un buen aislante, perfecto para evitar que entre y se concentre el frío de la calle en el interior de nuestra vivienda. ¡En invierno, expón tu biblioteca!
  • Si tus suelos son de cerámica, unas buenas alfombras te ayudarán absorber el frío de las losas. Las alfombras más gruesas, harán mejor su función. Además, siempre decoran en nuestras casas y dan un toque más cálido a nuestros hogares. ¡Desempolva tus alfombras, ahorrarás mucho con ellas!
  • El corcho es otro buen aislante térmico. Podemos revestir alguna pared, o el interior de los armarios con este material, que a la vez que es original, trabaja como un buen aislante térmico.
  • Por la noche, baja las persianas del todo, y corre las cortinas. Por el día, al contrario, todo abierto para aprovechar el calor del sol. Con 5-10 minutos de ventilación será suficiente.
  • Usa reflectores, ellos te ayudarán a conseguir un ahorro en la calefacción de entre el 10% y el 20% (según la OCU). Al colocar paneles reflectantes de calor tras los radiadores, el calor rebota en su superficie, así evitamos que se expanda por la pared y se concentra hacia delante.
  • Dormir con nórdico o buenas mantas por la noche, y andar con sudadera o jersey durante el día.