Tipos de materiales aislantes acústicos

El aislamiento acústico es uno de los factores que más incidencia tiene en el confort de un hogar. El silencio es el pilar fundamental para un buen descanso, y si vivimos en lugares con mucho ruido ambiental, vamos a necesitar tener instalados materiales aislantes acústicos que insonoricen y aíslen correctamente nuestra vivienda.

“Un buen aislamiento acústico debe cumplir con tres condiciones: ser aislante, absorvente, y antivibratorio.”

Tipos de materiales aislantes acústicos

En construcción existen multitud de materiales que se utilizan para aislar una edificación. En función de las necesidades que se tengan se habrán de utilizar unos u otros. Podemos distinguir 3 tipologías fundamentales de materiales:

MATERIALES AISLANTES

Los materiales aislantes acústicos son aquellos que no dejan pasar el ruido: lo reflejan o rebotan. Suelen ser rígidos, compactos, densos y no porosos: casi impenetrables (especialmente al aire). En casos de habitaciones con muy buen aislante acústico en el interior, el sonido dentro de ellas puede resultar realmente insoportable (puesto que comienza a rebotar en todas las direcciones sin poder escapar de la estancia).

Dentro de los materiales aislantes acústicos conviene darle especial importancia a los cerramientos de la estancia: es decir, las puertas y ventanas. Son habitualmente los principales puntos por los que entran más ruidos desde el exterior. Por ello, aunque tengamos unas paredes, suelos y techos perfectamente aislados; si no acertamos en el aislamiento de puertas y ventanas, habremos perdido gran eficacia.

“Hoy por hoy, existen productos realmente efectivos para puertas y ventanas, como perfilerías estancas de PVC, dobles acristalamientos de atenuación acústica, puertas acústicas, etc”.

MATERIALES ABSORBENTES

Son aquellos materiales que consumen la energía acústica transformándola en calor; con lo que impiden el rebote del sonido. Suelen ser esponjosos, porosos y con una densidad baja (la lana de roca, por ejemplo). Se diferencian con respecto a los materiales aislantes acústicos en que, sí dejan pasar gran parte de la energía que les atraviesa. Por lo que, por sí solos no son muy efectivos para aislarnos del exterior o de los ruidos del vecino.

MATERIALES ANTIVIBRATORIOS

Son materiales y elementos diseñados para reducir la transmisión de las vibraciones, bien generadas por motores o por impactos, y así disminuir la transmisión de ruido.

El aislamiento acústico en ventanas

Las ventanas suelen ser el elemento de la vivienda por donde nos entra más ruido del exterior. A la hora de elegir unas ventanas de calidad se debe estudiar la necesidad real de aislamiento acústico de nuestra vivienda (en función de la localización, zona, orientación, etc.), y asegurarnos de adquirir una ventana que cumpla con el nivel de aislamiento que necesitamos.

“El aislamiento acústico de una ventana es la capacidad que tiene de contrarrestar las fuentes de ruido exterior.”

No todas las ventanas van ofrecer el mismo nivel de aislamiento acústico. Los factores que van a determinar sus prestaciones son:

  • El perfil: Para que una ventana tenga un buen nivel de aislamiento acústico debe ser completamente impermeable al aire. La permeabilidad al aire de una ventana depende fundamentalmente de la calidad de su sistema de perfiles. En una ventana de baja calidad, el aire se filtrará por las esquina y con él las ondas sonoras del exterior.
  • El material: Por sus propiedades morfológicas el PVC actúa como un amortiguador natural de las ondas sonoras. Es un material ideal para mejorar el nivel de atenuación acústica en una vivienda. Sin olvidar que las mejoras en perfiles de madera y  aluminio, pueden alcanzar buenos niveles de aislamiento acústico del perfil.
  • Sistema de apertura: Si vivimos en zonas con mucho ruido exterior, lo mejor es optar por sistemas de ventanas practicables. Es decir, con sistema abatible u oscilobatiente, en vez de ventanas correderas tradicionales. Estos sistemas tienen un cierre de doble junta que no permite filtraciones de ondas sonoras, y suelen (de manera general) ofrecer mejores prestaciones de aislamiento acústico.
  • El vidrio: El aislamiento acústico depende en gran medida del tipo de vidrio que instalemos en nuestras ventanas. Lo principal es instalar ventanas con doble acristalamiento. Como pauta general, podemos recomendar que al menos uno de los vidrios tenga un espesor mínimo de 6 mm, lo que mejorará sustancialmente el aislamiento del ruido exterior, si nuestra ventana anterior solo contaba con un vidrio. Pero para alcanzar un buen aislamiento acústico,  uno de los vidrios de este doble acristalamiento debe estar laminado, con un pvb de atenuación acústica SILENCE (butiral de polivinilo con prestaciones acústicas), son los más aconsejables si buscamos un nivel de aislamiento acústico alto. SGG CLIMALIT PLUS SILENCE combina aislamiento térmico, acústico, y seguridad, todo en un doble acristalamiento. Amplía más información aquí.

Si quieres mejorar el aislamiento acústico de tu hogar, CLIMALIT PLUS pone a su disposición dBstation:  un SIMULADOR ACÚSTICO que le permitirá comprobar el efecto de aislamiento acústico que puede obtener mediante el correcto acristalamiento de las ventanas, mostrando diversas situaciones cotidianas en las que el ruido constituye un elemento distorsionador del confort de la vivienda.

Según el tipo de ruido exterior la aplicación simula el aislamiento acústico proporcionado por varias composiciones de acristalamientos aislantes CLIMALIT PLUS, proponiendo la mejor solución en cada caso.

 

Descargue aquí el simulador

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies