Cómo evitar la condensación en las ventanas

https://stgsgwordpresspro.blob.core.windows.net/blog-uploads/2018/02/Climalit_cómo_evitar_la_condensación-1.jpg

La condensación en ventanas es un problema muy frecuente en muchos de los hogares españoles. Es común llegar a casa y encontrar una o varias ventanas empañadas y no entender el porqué, sobre todo, durante las fechas donde el cambio de temperatura y la humedad del ambiente son más drásticos.

Desde CLIMALIT®, queremos explicaros cómo se forman las humedades y cómo se pueden evitar.

¿Qué es la condensación?

La condensación es un fenómeno que ocurre cuando el aire húmedo entra en contacto con una superficie más fría. Por esta razón, es habitual que este fenómeno se dé en las ventanas, ya que son las superficies más frías de la casa debido a su exposición al exterior y al material del cual están fabricadas, el vidrio. También es común encontrar problemas de humedades en marcos de ventanas, paredes cerámicas de baños y cocinas, paredes de la vivienda donde nunca da el sol, tuberías de acero, etc.

Es por ello que, desde bañarse con agua muy caliente, lavar la ropa, cocinar o hasta respirar, pueden provocar condensación en las ventanas. El cambio repentino de temperatura juega un papel importante, pero sólo afecta verdaderamente si nuestro hogar tiene mucha humedad. Se debe aclarar que las ventanas no son las causantes de la condensación de por sí, sin embargo, son un indicador del alto nivel de humedad que tiene una vivienda.

¿Qué causa la condensación?

La condensación en ventanas aparece cuando la temperatura de la superficie de la cara interna del vidrio, en contacto con la cámara, está muy por debajo de la temperatura interior de la vivienda y, además, existe un elevado nivel de humedad.

Hay hogares que tienden a tener más humedad que otros, ya sea por su ubicación geográfica, por problemas de ventilación o hasta por los mismos muebles de la casa.

Entre las principales causas de humedad por condensación están la mala ventilación del hogar, el mal uso de la calefacción y un aislamiento térmico deficiente.

¿Es posible evitar la condensación?

Existen algunas soluciones sencillas que te permitirán rebajar la condensación en tus ventanas:

  • Considera usar los extractores de aire del baño y de la cocina. Estos 2 espacios son los que más generan humedad dentro de una vivienda.
  • Mantén una temperatura promedio dentro de casa. Ni muy caliente ni muy fría.
  • Si tienes un humidificador en tu casa, asegúrate de que está ajustado para producir la humedad correcta.
  • Abre tus cortinas y persianas. Aunque no lo creas, al abrirlas haces que el aire circule mejor dentro de casa y previenes la indeseable condensación.
  • Al menos una vez al día abre las ventanas y puertas, permitiendo que el aire exterior circule por tu casa.

Como hemos podido ver, existen soluciones sencillas para evitar y eliminar la condensación en ventanas, pero actualmente la más efectiva es instalar ventanas con un vidrio de baja emisividad.

Desde CLIMALIT® ponemos a tu disposición la gama de dobles y triples acristalamientos de CLIMALIT PLUS®. Dentro de estas soluciones, podemos encontrar el Aislamiento Térmico Reforzado (ATR), cuya función es proteger la casa tanto en invierno, manteniendo el aire frio fuera de la casa y el calor dentro de esta, como en verano, no dejando salir el aire frio al exterior.

Dentro de nuestra gama de productos, podemos destacar:

  • CLIMALIT PLUS®con PLANITHERM® 4S : esta solución incluye tanto Aislamiento Térmico Reforzadocomo control solar, para que puedas mantener una temperatura agradable en tu hogar durante todo el año.
  • CLIMALIT PLUS®con PLANITHERM® XN: este capa, situada en doble o triple acristalamiento, es la acertada para aislarse térmicamente en invierno, para viviendas ubicadas en zonas con climas fríos o ubicaciones norte.
  • CLIMALIT PLUS®con PLANISTAR® ONE: posee aislamiento térmico reforzado, un excelente control solar y una elevada transmisión luminosa. Por ello, es adecuado para viviendas y construcciones ubicadas en zonas con climas cálidos, o templados, o con muchos días de sol, ya que no permite el paso del calor generado por el sol. Su aspecto neutro le convierte en el vidrio idóneo para las viviendas con muchas ventanas o para aquellas que tienen pocas y, por ello, se hace necesario aprovechar al máximo la entrada de luz

Además, gracias a CLIMALIT PLUS®, podrás ahorrar hasta un 40 % en tus facturas energéticas.

Si quieres averiguar el cristal más adecuado para tu vivienda, además de preservar el medio ambiente y ahorrar en las facturas energéticas, te animamos a visitar “Cambia Tus Ventanas”, de la web CLIMALIT®, donde podrás descubrir la composición más adecuada en función de las necesidades de tu hogar.