¿Cuánto cuesta reformar un piso?

https://stgsgwordpresspro.blob.core.windows.net/blog-uploads/2015/03/photo-1422480415834-d7d30118ea06-1280x854.jpg

Hoy en día tenemos acceso a multitud de información, y con Internet se pueden encontrar fácilmente consejos e información útil para reformar una casa. Pero una de las dudas que suele ser más difícil de resolver es, cuánto cuesta reformar un piso y que variables se deben contemplar para poder solicitar un presupuesto que no esconda sorpresas de última hora.

Cuando se solicita un presupuesto es conveniente asegurarse que incluye todo lo que nosotros deseamos y que los acabados, calidades, materiales y tiempos estimados quedan descritos en nuestro presupuesto con un precio y compromiso de tiempo y forma cerrado.

Por desgracia, son bastante habituales los casos en los que, con un presupuesto inicial previsto y elaborado de manera poco exhaustiva, la reforma se va complicando y se van añadiendo sobre-costes no presupuestados, que van elevando el coste final de la obra de una manera muy significativa. Por ello, os recomendamos estar muy atentos y ser exigentes en la elaboración de los presupuestos por parte de las empresas que vayáis a contratar.

«El desglose y detalle que se muestre en el presupuesto de una empresa de reformas, suele ser el primer indicativo de su profesionalidad y seriedad en el trabajo»

¿Cómo podemos valorar los trabajos que van a realizar en nuestro piso?

money

Cuando se quiere calcular cuánto cuesta reformar un piso lo normal, es que, a no ser que trabajes en el sector de la construcción y conozcas los precios y costes que se manejan en el mercado, a la hora de solicitar presupuesto para saber cuanto cuesta reformar un piso, te va a tocar indagar, pedir varios presupuestos y comparar entre varios proveedores, para poder hacerte una idea aproximada del coste de la reforma.

Si estás muy perdido, te recomendamos que sigas estos 3 simples consejos:

  • Si tienes algún familiar o amigo que pueda tener algo de conocimiento (que sea aparejador o arquitecto, por ejemplo), coméntale por encima la idea que tienes en la cabeza para la reforma. Si no te puede recomendar ninguna empresa o profesional de su confianza, seguramente si que pueda darte alguna idea útil y práctica y sobretodo, podrá ayudarte a preparar una lista de tareas y puntos que deberás solicitar que te incluyan en el presupuesto (demoliciones y desescombro, licencias de obras, carga y descarga de materiales, limpieza y medios auxiliares, picados en forjados, instalaciones eléctricas y de fontanería no evidentes, etc; son pequeñas partidas que en algunas ocasiones no se incluyen de primeras en los presupuestos, pero que pueden suponer una gran diferencia en el coste final de una obra)
  • Pide recomendaciones sobre proveedores a familiares y amigos. Seguramente en tu entorno social podrás encontrar a varias personas que ya hayan acometido alguna reforma similar. Te podrán guiar en base a su experiencia, y darte referencias sobre las empresas con las que ellos han trabajado.
  • Pide varios presupuestos y compara. Fíjate en el detalle de cada partida y no sólo en los montantes finales. No todas las empresas de reformas incluyen los mismos conceptos cuando calcular cuánto cuesta reformar un piso, por lo que esto te servirá para ver si alguna de ellas se está dejando algo fuera.
  • Pide presupuesto por separado de los materiales directamente a los fabricantes. Si no te pueden ofrecer mejores precios que el instalador o empresa de reforma que vayas a contratar, entonces es que la empresa está ajustando bien sus precios.

«Nuestra responsabilidad será definir lo más precisamente posible lo que queremos que nos hagan. Realizar una descripción exacta de la reforma que queremos llevar a cabo es esencial.»

¿Qué quieres reformar?

Cambiar todo el suelo de nuestro piso, o sólo el suelo de cocina y baños será, definitivamente distinto. Pintar toda la casa, o distintas estancias; incluir o no el techo; pintar con gotelé o en liso, también. Tenemos que partir de la necesidad que tenemos o el deseo que queremos.

¿Qué es exactamente lo que queremos cambiar? Reformas completas o integrales que incluyen suelos, pintura, electricidad, tuberías, ventanas y puertas e incluso algún tabique, siempre llevan asociadas profesionales de distintas disciplinas, que tienen que cerrarnos un precio por sus servicios. En estos casos, lo recomendable será contratar una empresa que gestione y subcontrate a los distintos profesionales y nos ofrezca un precio cerrado a la reforma integral de nuestra casa y se responsabilice del global de la obra.

«Cuando se contrata de manera independiente a distintos profesionales para una reforma general, corremos el riesgo de que ninguno se responsabilice del resultado general de la obra, y cualquier problema inesperado que surja podrá convertirse en fuente de discusiones y problemas»

Si nuestra reforma no es completa, y únicamente, decidimos pintar o sustituir suelos, será más fácil contratar profesionales especializados en ese área para que realicen la reforma que queremos. Ahora bien, en el caso de cambiar tuberías, por ejemplo, no debemos olvidar que no se trata de cambiar la instalación de la fontanería, es decir, sustituir unas tuberías por otras, además esa reforma conlleva un trabajo de abrir suelos, techos o paredes; alicatado y pintura.

Por tanto, definir la dimensión de nuestra reforma es un elemento a tener en cuenta.

Tipos de reformas

reforma-01

REFORMAS DE ACABADOS

Es la típica reforma que se lleva a cabo cuando quiere pintar, cambiar suelos o reformar una estancia: baños y cocinas son las reformas más frecuentes. Este tipo de reforma no requiere ningún documento o permiso oficial para ser realizadas, bastará únicamente, con solicitar un permiso de carácter informativo, lo que se conoce como «Comunicado de Obra».

REFORMAS DE DISTRIBUCIÓN

Si quiere cambiar la distribución de los espacios de una casa o piso, y redistribuir la vivienda, se necesitará conseguir una nueva cédula de habitabilidad. El proyecto de la reforma deberá contar con una licencia de obra del ayuntamiento de la localidad y cumplir el Código Técnico de Edificación (CTE).

REFORMAS DE ELEMENTOS ESTRUCTURALES

Son cambios en las zonas de la vivienda que requieren de la intervención de un arquitecto: vigas, paredes, pilares, columnas, etc. Estas reformas necesitan de permisos de obra mayor, igualmente, que se solicitan en los ayuntamientos.

¿Qué elementos que influyen en la diferencia de precio de nuestra reforma?

ENVERGADURA DE LA REFORMA

Ya hemos detallado que no será lo mismo una reforma completa que una reforma de una estancia o zona de la vivienda. No siempre, una pequeña reforma ha de ser necesariamente más barata que una reforma completa. Muchas veces, ofertas para realizar obras de todo el piso, salen mucho más a cuenta que cambiar la cocina o el baño.

«Si vas a cambiar muchas cosas, valora hacer una reforma general»

CALIDADES DE MATERIALES

Ya es famoso el dicho de “lo barato sale caro”, y es real. La calidad de los materiales y los elementos a utilizar en nuestra reforma, resultan determinantes en el precio final de nuestro presupuesto. Empresas que tengan sellos con distintivos de calidad por su trabajo y por los materiales que usan, serán empresas a considerar.

«¡Busca materiales de calidad, que cumplan funciones a largo plazo!»

EJECUTAR CON ACIERTO

La mano de obra y la correcta ejecución del trabajo que nos van a realizar por nuestra reforma tiene un precio, y saber a qué profesionales se lo vas a encargar es muy importante. Este factor influye decisivamente en el precio final de los presupuestos. Si la ejecución no es buena, el resultado final no será el deseado.

«Recuerda que la calidad de lo que está bien acabado o realizado, será garantía para una reforma con éxito. ¡Lo bien hecho, bien parece!»

LA ZONA

Aunque pueda parecer mentira, en ocasiones la zona dónde se vaya a realizar la reforma puede influir en el precio de la misma. Te recomendamos que solicites presupuestos tanto en las empresas de tu municipio o localidad como en otras zonas cercanas. Comparar distintos sitios para que te den presupuestos es esencial. No debemos quedarnos con el primer presupuesto que obtengamos, incluso aunque nos parezca una buena oferta.

«¡Vísteme despacio que tengo prisa!»

AYUDAS Y SUBVENCIONES

Por último, no dejes de visitar y consultar con el ayuntamiento de tu localidad o provincia. Existen, según las comunidades autónomas, ayudas a la vivienda, subvenciones para la rehabilitación de viviendas y distintos planes de incentivo a la modernización de edificios, como el Plan Renove de Ventanas que pueden contribuir a que el precio final sea mucho más económico.

«Infórmate sobre ayudas y subvenciones»