Cómo aislar una casa del frío

Con la llegada del frío la necesidad de minimizar las factura de luz y gas se hace más patente que nunca. El grueso del importe de ambas facturas en los meses invernales se debe fundamentalmente a la calefacción. Por eso hoy os dejamos algunas ideas para mejorar el aislamiento de vuestras viviendas.

 

como_aisla_una_casa_del_frio

8 consejos sobre cómo aislar una casa del frío

1.- BURLETES EN PUERTAS Y MARCOS

Una medida sencilla y barata. En muchas casas, los marcos de puertas y ventanas no están bien ajustados del todo y el calor se escapa. En ferreterías y tiendas de bricolaje se puede encontrar una variedad considerable de pintos y burletes para eliminar esos resquicios.

2.- VENTANAS CON DOBLE ACRISTALAMIENTO

En invierno la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de una ventana es máxima. Esto provoca condensación en el interior de la vivienda y hace que el cristal se llene de gotas de agua. Para evitar este efecto, lo recomendable es utilizar ventanas con doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS con vidrios de aislamiento térmico reforzado y algo de control solar, y marcos con rotura de puente térmico. Acaban con el efecto de condensación y mejoran el aislamiento térmico de la vivienda.

3.- PAREDES CON CÁMARA DE AIRE Y AISLANTE

Las cámaras de aire se establecen entre dos paredes de ladrillo u hormigón y sirven para evitar que el calor escape de las casas a través de los poros de los materiales de construcción. En casas con paredes de una única capa, esto se puede solucionar levantando por el interior una doble pared a base de perfilería y planchas de yeso laminado.

El resultado se puede mejorar aún más incorporando entremedias entre medias algún tipo de aislante como la lana de roca.

4.- SUELOS ADECUADOS

Uno de los mejores aislantes a nuestra disposición son las tarimas de madera. Estos suelos son cálidos, y aún más si se colocan sobre planchas de materiales como el poliuretano o el polietileno expandido. Otra opción efectiva es el corcho.

5.- ALFOMBRAS EN SUELOS

Las alfombras aportaran un extra de calidez al ambiente.

6.- CERRAR PUERTAS

En invierno conviene cerrar aquellas habitaciones que se usan poco, y dejar que el calor se concentre en las estancias dónde se hace vida.

7.- PERSIANAS

Conviene revisar que los cajetines de las persianas no tengan rendijas y estén convenientemente aislados.

8.- TECHOS AISLADOS

Los techos son la superficie por la que más calor se pierde en una vivienda. Se pueden aislar con láminas de fibra mineral, lana de piedra o fibra de vidrio. También existen pinturas especiales, que desvían y reflejan el calor.

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies