Calidad del aire interior

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2021/03/Foto-1-1024x600-1.jpg

Si piensas en el tiempo que pasas en espacios cerrados o espacios interiores, quizás te sorprenda el elevado porcentaje de horas que nos encontramos en ellos: Hasta un 90%. Lugares como centros comerciales, oficinas, colegios en el caso de los pequeños de la casa u otro tipo de comercios son espacios normalmente concurridos en los que llevamos a cabo actividades esenciales en el día a día.

Tradicionalmente nos venimos enfrentando a fuentes contaminantes provenientes del exterior (contaminación acústica, contaminación atmosférica, etc.) aunque actualmente, teniendo en cuenta la situación socio-sanitaria, la calidad del aire interior es también una fuente a la que debemos prestar mucha atención ya que puede poner en riesgo nuestra salud.

Por esta razón, desde CLIMALIT PLUS analizamos los aspectos más importantes y proponemos una serie de consejos para mejorar el bienestar en nuestros hogares.

La importancia de la calidad del aire interior

La calidad del aire en espacios interiores es un aspecto clave para el bienestar y la salud de las personas. Diversos estudios han concluido que, a mayor contaminación del aire interior, tendremos peores niveles de confort y bienestar.

Entre los efectos nocivos de una mala calidad de aire interior, nos podemos encontrar algunos leves a priori, como congestión nasal, conjuntivitis o dolor de cabeza. Por supuesto, una persona afectada por esta contaminación del aire interior durante periodos prolongadas en el tiempo, puede sufrir efectos crónicos como asma, alteraciones endócrinas o reducción de la capacidad pulmonar.

Fuentes de contaminación

Los responsables principales de la contaminación en los espacios interiores son:

– el moho y el polen.

– el humo del tabaco.

– los productos de limpieza del hogar y pesticidas.

– gases como el monóxido de carbono y el radón.

– y materiales derivados de la actividad de la construcción como el asbesto o el plomo.

Normativa aplicable al aire interior

Podríamos dividir la normativa en dos ámbitos de aplicación: trabajo y hogar.

Para los aspectos relativos a la industria, la calidad del aire interior es regulada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo mediante la norma UNE 171330 que define como Calidad Ambiental en Interiores a “las condiciones ambientales de los espacios interiores, adecuadas al usuario y la actividad, definidas por los niveles de contaminación química, microbiológica y por los valores de los factores físicos”.

Por otro lado, el Código Técnico de la Edificación regula la calidad del aire interior en viviendas y espacios relacionados con las mismas. Este Código define entre otros aspectos el caudal de renovación de aire necesario en nuestros hogares.

Consejos para mejorar la calidad del aire interior

Los aspectos más importantes a la hora de realizar una mejora de nuestro confort en el hogar están relacionados con una buena ventilación, una adecuada limpieza o conocer las emisiones contaminantes de nuestro hogar.

Otro aspecto no tan obvio, pero de igual importancia, es la calidad de los materiales de construcción y decoración en nuestros hogares. Entre lo que se encuentra la calidad de nuestra ventana.

Por ello, recomendamos SGG CLIMALIT PLUS®, que ofrece un nivel superior de aislamiento térmico, hasta 3 veces mayor que un doble acristalamiento estándar, y además puede ofrecer también control sola, lo que mejorara exponencialmente tu bienestar.

Te animamos a visitar “Cambia Tus Ventanas” en la web de CLIMALIT®, donde podrás obtener la composición más adecuada en función de las necesidades de tu hogar y conseguir las máximas prestaciones y niveles de bienestar y confort.