VENTAJAS DE CAMBIAR LAS VENTANAS

Cuando una vivienda no es de nueva construcción, hay elementos que forman parte de la misma que empiezan a mostrar indicios del paso de los años. Uno de estos elementos puede que sean las ventanas y cerramientos, y es conveniente mostrarles la atención necesaria, ya que, de no ser así, podría desencadenar en problemas de aislamiento térmico en el interior de la vivienda.

Las ventajas de cambiar las ventanas del hogar son infinitas, ya que actualmente existen combinaciones novedosas que pueden mejorar el día a día de los inquilinos.

Los perfiles de las ventanas

Una de las partes de las ventanas más sensibles son los perfiles. En casas antiguas, si las ventanas no han sido reemplazadas, se podrán ver perfiles deteriorados o que ya no cumplen su función de forma adecuada por el paso del tiempo que ha provocado que estén desactualizados, aunque hayan tenido un buen comportamiento. Existen diferentes tipos, principalmente de madera, PVC, aluminio o mixtos (aluminio y madera). Es fundamental tener en cuenta qué tipo de perfil es el más adecuado para la ubicación de la casa, así como cuál nos gusta más a nivel estético y de mantenimiento. Los más demandados, generalmente, son los perfiles de aluminio y los de PVC, ya que su resistencia a los cambios de temperatura es elevada. Asimismo, no son perfiles que necesiten un mantenimiento continuo, y en la actualidad existe una gran variedad de acabados para conseguir la estética deseada. Los perfiles mixtos son demandados por estética en las construcciones más tradicionales o rurales. También es importante destacar los perfiles con rotura de puente térmico se deseamos un buen aislamiento.

 

 

El vidrio

Los vidrios de las ventanas son, junto con los perfiles, los elementos más importantes. Para poder elegir la mejor combinación, hay que tener en cuenta factores como la ubicación de la vivienda, la orientación de las estancias y las necesidades de los inquilinos.

Una buena opción es combinar un doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS® con PLANISTAR ONE, ya que posee Aislamiento Térmico Reforzado (ATR) y control solar, por lo que la temperatura en el interior de la vivienda siempre se mantiene estable y agradable, fomentando un gran ahorro a nivel energético y económico.

Aunque posee aislamiento, este tipo de vidrio permite una alta transmisión luminosa al interior de la vivienda, por lo que permite gozar de mucha luz natural dentro de las estancias. Por esta razón, se trata de un vidrio ideal para grandes acristalamientos, ya que también cuenta con una estética muy neutra.

Existe la opción asimismo para aquellas zonas donde los meses de invierno duran mucho de colocar un SGG CLIMALIT PLUS® con PLANITHERM XN. Mientras que si reside en una zona con muchas horas de luz durante todo el año, una opción es colocar SGG CLIMALIT PLUS® con PLANITHERM 4S.

Ventanas y tecnología: ¿cómo combinarlas?

Actualmente, la tecnología está incluida en todos los ámbitos de nuestra vida diaria. Por eso también es compatible con las puertas y ventanas de tu vivienda. Las persianas que pueden subirse o bajarse desde una tablet o un móvil ya son conocidas desde hace un tiempo, pero a día de hoy, existen otro tipo de dispositivos que te permiten saber si tu ventana está abierta o cerrada con un solo click en tu Smartphone. Incluso existen algunos sensores que, en caso de detectar que la ventana de una habitación está abierta, evitan que la calefacción se encienda en esa habitación en concreto, evitando así un gasto energético y económico.

Es muy importante la instalación para alcanzar las expectativas de confort, al realizar la inversión. Si se hace correctamente, disfrutará de los beneficios de confort durante mucho tiempo. Merece la pena aislar bien el hueco (cerramientos, puertas de exterior y ventanas). Gran parte de los problemas de confort surgen de acristalamientos instalados de forma incorrecta o básica.

Eligiendo SGG CLIMALIT PLUS® puede cubrir sus necesidades de aislamiento térmico, control solar, aislamiento acústico y seguridad.

 

 

¿Se necesita algún permiso para cambiar las ventanas de la vivienda?

En el caso de querer cambiar las ventanas, son necesarios dos tipos de permiso diferentes: la aprobación de todos los vecinos de la comunidad, y un permiso de Obra Mayor por parte del ayuntamiento.

Es imprescindible que todos los vecinos que vivan en la comunidad den su consentimiento para que uno de los inquilinos cambie sus ventanas, y esta aprobación debe ser unánime. Si un solo vecino se niega a dar su aprobación, la obra podrá ser impugnada.

Además, se necesita un permiso de Obra Mayor que debe solicitarse en el ayuntamiento correspondiente. Junto a la petición que ha de cumplimentarse, también habrá que aportar una imagen de la fachada, un esquema del cerramiento de la ventana, el presupuesto, y el certificado de autorización de la comunidad de vecinos.

Que no te de miedo mejorar la estética de tu hogar y el confort en su interior.

 

Compartir este mensaje en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando el consentimiento a su uso y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies