Cómo conseguir una buena iluminación del salón

https://climalit.es/blog/wp-content/uploads/2015/08/campo.jpg

Dar luz nueva a tu salón y conocer algunas de las claves para obtener una iluminación del salón espectacular es sencillo.

A la hora de poner luces y lámparas en el salón de nuestra vivienda, no debemos tomar decisiones a la ligera. Es más sensato ver el espacio que tiene nuestro salón, dónde se ubican ventanas y enchufes y decidir cada detalle con el tiempo necesario. Las decisiones tomadas rápidamente, no siempre son las más acertadas.

La iluminación en decoración es muy importante, los efectos y ambientes con los puntos de luz adecuados nos ayudaran a conseguir el éxito para estar cómodos en nuestra casa, y la iluminación del salón es aún más importante, porque es un espacio de la vivienda donde pasamos mucho tiempo en común con familiares y amigos, además de ser un espacio de relax intimo para tareas como leer o ver la televisión. No debemos colocar las luces allí donde caigan, sin pensarlo.

Factores que debemos tener en cuenta para realizar la iluminación del salón

Hay unos factores, o mínimos, que no debemos dejar de lado para que la iluminación del salón sea funcional, práctica y tenga además un estilo propio. Veamos esos factores:

  • La función: La función de cada punto de luz ha de estar clara. Siempre debemos saber para qué queremos ese punto de luz. ¿Rincón de lectura? ¿Luz de ambiente? ¿Luz general? ¿Iluminación total o parcial del salón? La función de cada punto es muy importante, además de ser conjugada con la decoración y el estilo propio de cada vivienda. No debemos perder nuestra identidad, nuestro “toque personal”. Por eso… dejaremos a un lado las modas, para ser más nosotros mismos.

Si el salón se utiliza para reunirnos con familiares y amigos, comidas, cenas, etc… frecuentemente, deberemos atender a esas necesidades frente a otras. Pero si por el contrario el salón es un espacio donde el uso más frecuente es como rincón de lectura, de estudio o espacio de trabajo, debemos atender antes a este uso. En cualquier caso, crear un ambiente confortable y acogedor, será el objetivo principal que debemos perseguir, sea cual sea nuestra actividad.

  • Tipos de luces: En el salón no ha de faltar una lámpara de suspensión, la lámpara de techo, que se ha de colocar encima de donde tengamos ubicada la mesa. Según la distribución, el tamaño y la forma de nuestra mesa, podremos elegir una u otra lámpara. En el mercado las posibilidades son ilimitadas, las hay de todos los tamaños, colores, materiales, modelos, formas, etc… Incluso podemos elegir una lámpara extensible, que se pueda bajar o elevar según las necesidades del momento. En este punto… la elección ha de tener nuestro toque personal.

Una lámpara de pie, aunque no es imprescindible, si es muy recomendable. Hay decoradores que son de la opinión de que una lámpara de pie es imprescindible para la iluminación del salón, pero como se suele decir: “para gustos los colores”. El tener una lámpara de pie, normalmente, es para conseguir una luz indirecta que podemos encender en caso de no tener luz natural y crear un ambiente más acogedor y relajado. Pero, como decimos, si no nos gustan las lámparas de pie, siempre podemos tener una lamparita de mesilla, que consiga el mismo efecto, en cualquier mesita o mueble auxiliar.

¿Qué tipos de luces tenemos para la iluminación del salón?

Como hemos señalado anteriormente, el salón es la habitación de la vivienda que presenta más posibilidades de uso, es decir, es la estancia multifuncional por excelencia. Los tipos de luces que tenemos en el salón para iluminar correctamente cada zona de este espacio son cuatro:

mano1

La luz natural

La luz que entra por nuestras ventanas es la luz que deberíamos aprovechar al máximo, primero por el ahorro que nos supondrá en electricidad y en la factura de nuestra luz, y segundo, porque al ser natural es mucho más cálida y acogedora. En este punto, las ventanas, cristaleras y puertas acristaladas que den al exterior de nuestra vivienda, han de ser de la máxima calidad y tener unos vidrios adecuados que permitan el paso de la luz directa del sol si lo deseamos. Para tener mayor intimidad, unas cortinas finas impedirán que seamos vistos, pero no restarán iluminación a nuestra estancia.

Muebles, objetos de decoración y demás, no han de estar cerca de las ventanas. Recomendamos apostar por colores neutros o claros para cualquier complemento que esté cerca de las fuentes de luz naturales, para aumentar la luminosidad del salón.

mano2

La luz general

Es la luz del techo que encenderemos y nos dará claridad a todo el salón, de forma general, uniforme y sin sombras. Esta luz general tiene como objetivo permitir ver toda la estancia. La lámpara de luz general, normalmente, está colocada encima de la mesa principal del salón, de ser así, debería estar colocada a una altura de 80-100 centímetros respecto a la mesa, para que no deslumbre a los comensales.

Para lograr una iluminación del salón con un punto de luz general, disponemos de distintas opciones:

  • Colocar en el centro de la estancia apliques móviles y dirigibles que permitan enfocar en distintas direcciones la luz hacia todo el espacio.
  • Colocar lámparas halógenas para una iluminación general, bien instaladas para que todas se enciendan en la misma fase, o que dispongan de dos o tres fases distintas de encendido.

mano3

La luz de ambiente

Es la luz que debemos conseguir para las distintas ocasiones. Como hemos señalado al principio de este artículo, la función es muy importante. En este punto, la iluminación para el rincón de lectura, para ver la televisión, para una reunión de amigos o para un momento de relax, se conseguirá con luces de ambiente que nos las dan las lámparas de mesa o las lámparas de pie. Si disponen de reguladores de intensidad, será más fácil lograr el confort deseado y evitar ser deslumbrados.

mano4

La luz puntual

Son los puntos de luz que tenemos asignados para destacar algún objeto o zona de nuestro salón. Luz directa sobre algún cuadro o escultura para darles protagonismo, son luces puntales que se encienden sólo para momentos en los que queremos mostrar o destacar el objeto o rincón en cuestión. Iluminar una estantería o librería permite también localizar aquello que se necesita con mayor facilidad.

Tics que no podemos dejar en la sombra

  • La buena iluminación ha de ser un tema fundamental en la decoración de nuestra vivienda para conseguir una vida más saludable.
  • No debemos olvidar que lo esencial será obtener el máximo foco de luz natural.
  • Lámparas y accesorios de iluminación que te permitan generar distintas posibilidades de iluminación serán las que hay que buscar.
  • Poder combinar tres tipos de iluminación en el salón: general, ambiental y puntual.
  • No dejes que las modas iluminen tu vivienda.